Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Íñigo Alonso (Iberdrola) apuesta por la tecnología para promover una "orientación máxima" al cliente

El director comercial de Iberdrola, Íñigo Alonso, asegura que su empresa está introduciendo la transformación digital en "todos los elementos de la cadena de valor" del negocio con la premisa de que "la orientación máxima" debe ir dirigida al cliente.
"La tecnología digital se está introduciendo en toda la cadena de negocio, pero nuestra orientación máxima es hacia el consumidor, de quien procede todo nuestro valor", afirmó Alonso durante el foro 'Transformación digital del sector energético', organizado por Microsoft y Europa Press.
Para Alonso, "todo acaba confluyendo en tener capacidad para atender las demandas del cliente", y las digitalización juega un papel clave en este aspecto.
Como ejemplo, aludió a la apuesta de Iberdrola por las renovables, que son también una reivindicación de los usuarios y que, gracias a las nuevas tecnologías, podrán ofrecerse al consumidor final en "bloques" de consumo de electricidad 'verde'.
El directivo también advirtió de que "el consumidor está cambiando" y "quiere elegir y tener poder". El reto radica en "satisfacer esta demanda" y hacerlo mediante "soluciones transparentes, rápidas y sencillas", señaló.
Una de las principales áreas de actuación, indicó, son los contadores digitales, en los que España tiene "la ventaja y el reto de ser la pionera en su implantación".
Aparte de los contadores, que permiten ofrecer nuevos servicios y plataformas de integración, Iberdrola trabaja además dentro de su relación con el cliente en otras áreas muy vinculadas a la tecnología, entre ellas el autoconsumo o el diseño de planes a medida.
"El reto es indudable" y debe venir acompañado de un esfuerzo por mejorar la relación con el cliente sin renunciar a los canales conocidos, entre ellos el de la relación telefónica o presencial, añadió.