Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Irlanda retoma las subastas de deuda tras su rescate y emitirá entre 6.000 y 10.000 millones en 2014

El Tesoro irlandés ha retomado este martes las subastas de deuda con una emisión sindicada de bonos a diez años, la primera desde que concluyó el programa de rescate acordado con la 'troika' --la Comisión Europa (CE), el Banco Central Europeo (BCE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI)-- el pasado mes de diciembre, según informó el organismo, que prevé emitir en 2014 entre 6.000 y 10.000 millones de euros en concepto de prefinanciación para 2015.
"El éxito de las dos sustanciales subastas de bonos celebradas el pasado año confirma la capacidad de Irlanda para acceder a los mercados de deuda a largo plazo a tipos de interés sostenibles", destacó el consejero delegado de la Agencia Nacional de Gestión del Tesoro de Irlanda (NTMA por sus siglas en inglés), John Corrigan.
El Tesoro irlandés colocó en enero de 2013 un total de 2.500 millones de euros en un bono a cinco años a un interés del 3,32%, mientras que en marzo colocó 5.000 millones de euros en su primera subasta a diez años desde enero de 2010 a un tipo del 4,15%.
"Después de haber vuelto a los mercados de deuda a corto plazo en 2012, seguido de dos emisiones sindicadas a medio y largo plazo en 2013 y de la subasta de hoy, la fase final de normalización en los mercados conllevará una nueva serie de subastas", explicó Corrigan.
El plan de trabajo de la NTMA para este año consiste en captar, en función de las condiciones del mercado de deuda, entre 6.000 y 10.000 millones de euros en concepto de prefinanciación para 2015, ya que el Tesoro irlandés cuenta con reservas suficientes para hacer frente a sus necesidades de 2014.
Asimismo, destaca que los intereses de la deuda irlandesa descendieron en 2013 continuando con la senda a la baja iniciada en julio de 2011, cuando el bono a diez años alcanzó el máximo del 14%. De hecho, incide en que actualmente está por debajo del 4%, mucho más cerca de la rentabilidad del bono alemán que los interés de los bonos españoles o italianos.