Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Isolux Corsán pierde 28 millones hasta junio, aunque eleva su cartera de negocio un 11%

Isolux Corsán registró una pérdida neta de 28 millones de euros en el primer semestre del año, frente al beneficio de tres millones de euros en el mismo periodo de 2013, informó el grupo, que atribuyó este resultado a la estacionalidad del negocio y a los mayores costes financieros derivados de la emisión de bonos.
La compañía presidida por Luis Delso elevó un 11% su cartera de negocio durante el primer semestre del año, hasta los 6.891 millones de euros. La contratación de nuevos proyectos durante el periodo superó los 1.500 millones de euros.
En el periodo de enero a junio, los ingresos del grupo se situaron en 921 millones de euros, un 22,7% menos que un año antes, mientras que el resultado bruto de explotación (Ebitda) alcanzó los 116 millones de euros, lo que supone un margen de 12,6% sobre la cifra de ingresos.
La compañía destacó el avance de su internacionalización, ya que el 80% de sus ingresos tienen su origen en el exterior, nueve puntos porcentuales más que el 71% obtenido en 2013, procedentes principalmente de áreas estratégicas como Asia o América Latina.
Además, durante este primer semestre, Isolux Corsán cerró emisiones de bonos por un importe total de 850 millones de euros, "lo que refleja la confianza de los inversores de la compañía en un entorno macroeconómico complejo", señaló la empresa.
A lo largo del semestre, el grupo ha logrado completar con éxito en Estados Unidos una emisión de bonos proyecto ('private activity bonds') por valor de 252 millones de dólares (unos 190 millones de euros) para financiar la construcción de la autopista I-69, en Indiana.
En este país, también ha finalizado recientemente el Proyecto Wind Energy Transmission Texas (605 km de líneas de alta tensión y seis subestaciones), el primer contrato de estas características adjudicado a una compañía no norteamericana.
Además, el grupo ha logrado adjudicarse su primera obra en Eslovaquia para la construcción de un tramo de más de 10 kilómetros de la autovía R2 Zvolen-Este-Pstrusay la construcción de una planta de ciclo combinado de 400 megavatios (MW) en Bangladesh -la tercera que lleva a cabo en dicho país-, proyectos que suman más de 300 millones de euros en conjunto.