Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Isolux y sus bancos se dan dos meses para concluir el rescate del grupo

La compañía canjeará por acciones 1.014 millones de deuda, el 42% del total, y liquidará otros 771 millones con ventas de activos
Isolux y sus bancos acreedores prevén concluir el próximo mes de julio el plan de rescate que actualmente negocian para el grupo de construcción, ingeniería y concesiones, según informaron a Europa Press en fuentes del sector.
El plan sobre el que trabajan pasa por reestructurar la deuda financiera total de unos 2.400 millones de euros que actualmente soporta el grupo en tres distintos tramos para darle así diferente solución y tratamiento.
El grueso de este pasivo, de 1.014,7 millones de euros, el que integra el denominado tramo 'C-2', es el que la banca considera "insostenible" y que, por tanto, bancos canjearán por acciones de Isolux.
En virtud de esta operación, las entidades acreedoras tomarán así el control de la compañía, hasta ahora en manos de su presidente, Luis Delso, y el vicepresidente, José Gomis, dado que ostentan el 55% del grupo.
Otra parte de la deuda, de unos 771,9 millones de euros, correspondiente a la suma de los tramo 'A' y 'C-1', se liquidará con las desinversiones que prevé realizar Isolux. Se trata de las ventas ya programadas de la filial fotovoltaica T-Solar y las redes eléctricas de Brasil, a las que se prevén añadir otras.
El resto del pasivo, los 600 millones del tramo 'B', quedará ligada a los proyectos a los que sirve de financiación, según detallaron a Europa Press dichas fuentes.
En la actualidad, los principales bancos acreedores de Isolux negocian este plan con los bonistas del grupo, titulares de emisiones de deuda que suman 850 millones, que también se canjearán por acciones. El acuerdo se trasladará posteriormente al resto de entidades financieras acreedoras.
En cuanto al plan de desinversiones, no se acometerá hasta que en julio el plan de rescate esté totalmente acordado con los bancos, según dichas fuentes.
EL ICO Y EL BID, ENTRE LAS ENTIDADES ACREEDORAS.
En el listado de financiadores de Isolux figura el Instituto de Crédito Oficial (ICO), que cuenta con una exposición en la compañía de 69 millones de euros. Asimismo, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) tiene 75 millones y el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF), otros 74 millones.
En cuanto a la banca comercial, las entidades con mayor peso en la deuda de la compañía de construcción y concesiones son CaixaBank, con 347 millones de euros, y Santander, con 314 millones. Después se sitúan Bankia (135 millones) y Banco Sabadell (82,9 millones).
Isolux y sus bancos prevén culminar así en tres meses la reestructuración que emprendieron el pasado mes de abril con el fin de adaptar su estructura financiera del grupo a las "actuales duras condiciones de mercado y a la operativa de la empresa", según indicó entonces la compañía que tiene como asesores a Rothschild y Houlihan Lokey.