Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

JPMorgan reformula sus cuentas del primer trimestre e incluye la pérdida causada por la 'Ballena de Londres'

El banco estadounidense JPMorgan Chase ha "reformulado" de forma oficial sus cuentas correspondientes al primer trimestre de 2012, lo que resultará en una reducción de 459 millones de dólares (373 millones de euros) del beneficio neto anunciado, según informa en un documento remitido a la Comisión de Valores y Bolsa de Estados Unidos (SEC por sus siglas en inglés).
Como ya adelantó el pasado 13 de julio, la compañía obtuvo finalmente en los tres primeros meses de 2012 un beneficio neto de 4.924 millones de dólares (4.004 millones de euros), en vez de los 5.383 millones de dólares (4.377 millones de euros) que recogía en los resultados publicados a medidados del mes de abril.
El banco estadounidense reconoció el pasado mes de mayo que había sufrido pérdidas adicionales en su oficina central de inversiones, que en aquel momento cifró en al menos 2.000 millones de dólares (1.626 millones de euros) como consecuencia de una fallida estrategia de inversión y gestión del riesgo en derivados, que el propio consejero del banco, Jamie Dimon, no dudo en tachar de "error de bulto".
Posteriormente, cifró en 4.400 millones de dólares (3.577 millones de euros) el importe bruto de las pérdidas causadas a la entidad en el segundo trimestre por las inversiones fallidas en derivados protagonizadas por Bruno Iksil, uno de sus operadores, conocido en los mercados por el sobrenombre de 'Ballena de Londres' por el volumen de sus operaciones, lo que provocó una caída del 8,6% del beneficio neto de la entidad en el segundo trimestre, hasta 4.960 millones de dólares (4.032 millones de euros).