Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Jaguar Land Rover y Nissan esperan préstamos del Banco Europeo de Inversiones

El director general de Nissan, Carlos Ghosn, da una conferencia de prensa para presentar los resultados financieros en la sede de la compañía en Tokio, Japón, el pasado mes de febrero. EFE/Archivotelecinco.es
La automovilística británica Jaguar Land Rover y la japonesa Nissan están a la espera de obtener préstamos del Banco Europeo de Inversiones para financiar proyectos en el Reino Unido, informa hoy la BBC.
Según la cadena pública, Jaguar Land Rover ha solicitado al banco de la Unión Europea (UE) unos 270 millones de libras (297 millones de euros) para invertir en investigación y tecnología que permita desarrollar vehículos menos nocivos para el medio ambiente.
Por su parte, las plantas de Nissan en el Reino Unido y en España buscan alrededor de 360 millones de libras (396 millones de euros) para fabricar motores más limpios y eficientes, señala la BBC.
La eventual concesión de este dinero, que, según las normas vigentes, requeriría una garantía previa del Gobierno británico, significará la primera ayuda al sector del motor en Gran Bretaña desde el inicio de la crisis económica, que ha reducido drásticamente las ventas de automóviles.
De acuerdo con la normativa del banco europeo -cuya misión fundacional es contribuir al desarrollo equilibrado del territorio comunitario-, las empresas del motor que reciban sus préstamos deben invertir en tecnología para reducir emisiones tanto en la producción de los coches como en su conducción.
Los últimos datos del sector difundidos el lunes indicaron que las ventas de coches en el Reino Unido cayeron más de un 30 por ciento en marzo, comparado con el mismo mes de 2008.
El ministro británico de Empresa, Peter Mandelson, ha reservado 2.300 millones de libras (2.531 millones de euros) para utilizarlos como garantías de préstamos y ayudas directas a los fabricantes.