Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El conseller Josep Rull pide que la investigación por los sobrecostes del AVE "no eternice" la obra

El conseller de Territorio pedirá una reunión urgente con la dirección de Adif
El Conseller de Territorio y Sostenibilidad, Josep Rull, pide que la investigación que se ha llevado a cabo este martes por los presuntos sobrecostes del AVE en La Segrera "no eternice" la obra y que no sea un pretexto para ello.
En declaraciones a los medios, Rull ha asegurado después de saber la noticia, que ha calificado como "muy grave", que pedirán una reunión urgente del consejo de administración de la dirección de la empresa, Sagrera Alta Velocidad.
En este encuentro, Rull ha explicado que espera que desde la empresa se les facilite un calendario para evitar retrasos, así como que se les dé explicaciones sobre cómo afectan estas investigaciones al plazo fijado y a la estrategia.
Rull, ha reconocido que en reuniones anteriores les advirtieron de que "esto podría pasar" pero según el conseller nunca esperaron que fuera tan importante como al final ha terminado siendo.
Rull ha hecho estas declaraciones en un encuentro con la prensa en Girona donde presentaba algunas actuaciones que el departamento tiene previsto llevar a cabo en los próximos meses.
NUEVA VARIANTE EN ANGLÈS
Rull ha dado a conocer algunas actuaciones que se llevarán a cabo en la N-141; la más trascendente será la nueva variante prevista para Anglès para aligerar el tráfico pesado que pasa por el pueblo y que se construirá previsiblemente en 2018, con un coste de 29 millones de euros.
Otra de las actuaciones destacadas es la licitación para ampliar los arcenes en el tramo de Montfullà a Bescanó (Girona) y que se realizará previsiblemente durante el 2017 con un coste de 4,3 millones de euros.