Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Juan Miguel Villar Mir, 'constructor' de uno de los mayores grupos empresariales españoles

"Seguiré trabajando doce horas al día", asegura el empresario en su despedida como presidente de OHL
Juan Miguel Villar Mir da un paso a un lado en su trayectoria profesional a tres meses de alcanzar los 85 años de edad y con la promesa de que "seguirá trabajando doce horas al día" al igual que ha hecho durante su larga carrera, en la que ha combinado cargos públicos y académicos con la 'construcción' de uno de los primeros grupos empresariales del país y una de las mayores constructoras.
El empresario anuncia su retirada de la primera línea ejecutiva de OHL justo un año antes de que en julio de 2017 se cumplan treinta años de la compra de su primera empresa, Obrascón, operación que constituyó el germen del actual Grupo Villar Mir y la constructora.
En el momento del relevo, y tras 29 años al frente de su gestión, OHL es un grupo de construcción, concesiones y servicios presente en treinta países y con 30.000 trabajadores.
La compañía logra fuera de España el 80% de sus ingresos y casi la práctica totalidad de su beneficio bruto de explotación. En ejercicio 2015 facturó 4.368 millones de euros y ganó 55,6 millones, si bien, tal como reconoció el presidente saliente, "no fue un año muy brillante".
OHL es a su vez una las compañías que componene el Grupo Villar Mir, un conglomerado con negocios de energía renovable, inmobiliario, electrometalurgia, fertilizantes y ferroaleaciones, que factura unos 6.500 millones de euros al año y que el empresario seguirá presidiendo.
COMPRAR UNA EMPRESA AL AÑO.
"Trabajar doce horas al día" y "comprar de media una empresa al año", constituyen los dos factores que, según recuerda habitualmente el empresario, le han llevado a conformar su corporación empresarial.
"Lo que más satisfacción da en la vida, además de la familia, es el trabajo", suele indicar frecuentemente Villar Mir. "No hay listos ni tontos, sino personas que trabajan más y personas que trabajan menos", ha aseverado este martes, en la rueda de prensa en que anunció su retirada.
El empresario también tiene siempre "a gala", además de su "buena salud y estado de forma", el no haber cobrado nunca un sueldo por los cargos ejecutivos que ha ostentado en sus empresas, tan sólo lo que le corresponde por dietas como consejero.
Villar Mir nunca ha pertenecido a ningún partido político, si bien fue vicepresidente del Gobierno para Asuntos Económicos y ministro de Hacienda en el primer Gobierno de la Democracia.
Asimismo, en su despedida ha advertido en contra de las nuevas formaciones de carácter marxista-leninista, en referencia a Podemos, y ha considerado un "desastre" que Reino Unido finalmente dejara la UE.
LARGA TRAYECTORIA.
Doctor Ingeniero de Caminos, Canales y Puertos (número uno de su promoción), licenciado en Derecho y catedrático de Organización de Empresas,y de Contabilidad y Legislación en dos universidades, en la actualidad, además de dirigir sus empresas se sienta en el consejo del Banco Santander en calidad de consejero independiente.
En el ámbito cultural y académico, Villar Mir ha ocupado el puesto de presidente del Colegio de Ingenieros de Caminos, de la Fundación Agustín de Betancourt y de la Fundación Cotec.
Villar Mir recibió hace unos años el título de marqués de Villar Mir, distinción nobiliaria que se suma a las que ya cuenta como colegiado de Honor del Colegio de Ingenieros, miembro de honor del Instituto de la Ingeniería de España, académico de número de la Real Academia de Ingeniería y de la Real Academia de Ciencias Económicas y Financieras, y académico de honor de la Real Academia de Doctores de España.