Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Junta de Andalucía destina 6,17 millones para adaptar el puerto de Algeciras a la nueva generación de mega-buques

El Gobierno andaluz aprueba una subvención para APM Terminals Algeciras, que gestiona en la Bahía el mayor centro de contenedores de España
El Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía ha autorizado este miércoles, en su primera reunión presidida por Susana Díaz, un incentivo directo de 6,17 millones de euros a la empresa APM Terminals Algeciras, SA, para respaldar la adaptación de sus instalaciones del puerto de Algeciras (Cádiz) a la entrada de los nuevos mega-buques que en los próximos años emplearán masivamente las principales compañías navieras.
Según la Junta, el proyecto supondrá una inversión de 42,44 millones de euros, garantizará el mantenimiento de 300 empleos y permitirá consolidar el actual liderazgo de esta firma perteneciente al grupo AP Moller, que gestiona en el Muelle Juan Carlos I el principal centro de transbordo del Mediterráneo y la mayor terminal de contenedores de España, con un movimiento anual que supera los tres millones de toneladas.
La inversión incentivada por el Gobierno andaluz se centra en la adquisición de cuatro nuevas grúas de muelle o 'portainers', dotadas de las últimas innovaciones tecnológicas que las hacen las más grandes, productivas y rápidas del mercado, así como imprescindibles para operar con mega-buques. Con este fin también se adaptarán otras cuatro existentes y se modificarán los muelles de la terminal para poder trabajar simultáneamente con ocho grúas sobre barco, mejorando a la vez los sistemas de seguridad.
Según la Junta, con este proyecto el puerto de la Bahía de Algeciras podrá asegurar su posición de enclave estratégico en la ruta Asia-Europa, justo la que mayores perspectivas ofrece para la nueva generación de mega-buques de las compañías navieras (principalmente Maersk Line, CMA-CGM y China Shipping Lines). Del mismo modo, podrá competir con otros grandes complejos portuarios del Mediterráneo que también se están adaptando, como Barcelona, Valencia o el vecino Tánger-Med.