Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Junta de Bankia aprueba un dividendo de 302 millones y reelige a José Sevilla como consejero ejecutivo

Goirigolzarri cree que esta junta supone "un antes y un después en la historia" del banco y augura un futuro con "grandes satisfacciones"
La junta general de accionistas de Bankia ha aprobado el segundo dividendo de la historia de la entidad, por importe de 302 millones de euros con cargo a los beneficios de 2015, al tiempo que se ha dado luz verde las cuentas del ejercicio, en las que se registró un resultado atribuido de 1.040 millones de euros, un 39,2% más.
Asimismo, la Junta ha reelegido como consejero ejecutivo a José Sevilla Álvarez por el plazo estatutario de cuatro años, a Joaquín Ayuso García, Francisco Javier Campo García y a Eva Castillo Sanz como consejeros independientes, además de nombrar como consejero independiente a Antonio Greño Hidalgo por el plazo estatutario de cuatro años, en sustitución de Alfredo Lafita Pardo, que presentó su dimisión.
Al respecto, el presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, ha indicado durante su intervención que estos cambios pretenden asegurar la "adecuada renovación" de su órgano de Gobierno y ha manifestado entender "perfectamente" los motivos de Lafita para su renuncia, al tiempo que ha destacado su contribución a la entidad.
"No me voy a extender en glosar sus aportaciones, pero sí quiero dejar constancia de que su contribución ha sido vital por su enorme conocimiento y experiencia, así como por su serenidad y buen criterio", ha manifestado Goirigolzarri, quien ha trasladado a los accionistas que el Consejo de Administración de Bankia tiene la "absoluta determinación" de continuar en esta línea de mejoras porque está convencido de que "un gobierno corporativo excelente es indispensable para la sostenibilidad de su proyecto".
FUTURO CON "ENORMES FORTALEZAS"
Tras la aprobación de todos los puntos del orden del día, Goirigolzarri ha cerrado la sesión con una breve intervención en la que ha asegurado que esta quinta junta de accionistas de la entidad supone "un antes y un después en la historia" de Bankia y "da comienzo a una etapa nueva" tras un trabajo que ha permitido desarrollar el plan de recapitalización, el de reestructuración, dar respuesta a la salida a bolsa y los híbridos, comenzar la privatización, repartir dos dividendos por un total de 500 millones y volver a cuotas de mercado similares a las de diciembre de 2012.
Según ha aventurado, la próxima junta será "la plasmación de una nueva etapa que hoy comenzamos a vislumbrar", ante un futuro que presenta un entorno "complejo" pero que Bankia encara con "enormes fortalezas". "Es un futuro que nos va a deparar grandes satisfacciones", ha incidido.
ESTATUTOS Y REGLAMENTO DE LA JUNTA
Por otra parte, se ha aprobado la modificación de algunos artículos de los Estatutos Sociales relacionados con la emisión de obligaciones, distribución de competencias, constitución de la junta general, la Comisión consultiva de Riesgos o la Retribución de los consejeros, entre otras cuestiones.
Asimismo, han aprobado la modificación de algunos artículos del Reglamento de la Junta General relacionados con la información accesible desde la fecha de la convocatoria, el derecho de información previo a la celebración de la junta general y la celebración de la junta general para adaptarse a las modificaciones de los Estatutos Sociales y al nuevo Código de Buen Gobierno de las Sociedades Cotizadas aprobado por la Comisión Nacional de Mercado de Valores (CNMV) en febrero de 2015, a las modificaciones de la Ley de Sociedades de Capital introducidas por la Ley 22/2015, de 20 de julio, de Auditoría de Cuentas y por la Ley 5/2015, de 27 de abril, de fomento de la financiación empresarial, así como para introducir determinadas mejoras de carácter técnico derivadas de la referida normativa.