Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

KPMG cree que la banca española aún debe "esforzarse" para mejorar su rentabilidad tras los test

El socio responsable del sector financiero de KPMG en España, Francisco Uría, ha advertido a la banca española de que aún tiene que continuar con su "esfuerzo" para mejorar su rentabilidad, lo que ha identificado como su "nuevo caballo de batalla" tras los test de estrés.
Para Uría, las entidades financieras españolas llegan a la nueva etapa del supervisor único europeo tras un intenso proceso de reestructuración y "fortalecidas" tanto en capital como en provisiones.
Según el informe 'El comienzo de la Unión Bancaria. Claves de la nueva supervisión', elaborado por el equipo del sector Financiero de KPMG en España, la supervisión bancaria que asumirá el Banco Central Europeo (BCE) a partir del próximo 4 de noviembre exigirá "grandes esfuerzos" de adaptación a las entidades bancarias de la eurozona.
En este sentido, el informe recuerda que el BCE revisará a partir de ahora el modelo de negocio, el gobierno corporativo, el capital, la liquidez, la rentabilidad, la estructura de balance y la calidad de los activos de las entidades.
"Este nuevo entorno supone, en definitiva, un desafío para la capacidad de adaptación de los bancos, pero también representa la oportunidad de mejorar los procesos y los modelos de las entidades y fortalecer sus ratios fundamentales, haciéndolas más sólidas y rentables", señala KPMG.