Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

KPN duplica su beneficio en 2015, hasta los 524 millones

La operadora holandesa de telecomunicaciones KPN duplicó su beneficio en 2015, al obtener un beneficio neto de 524 millones de euros frente a los 261 millones de euros que ganó hace un año, según ha informado la compañía en un comunicado.
En el conjunto del año, la facturación de KPN descendió un 5%, al ingresar 7.008 millones de euros frente a los 7.409 millones de euros de cifra de negocio de 2014.
En el último cuatrimestre del año, la operadora holandesa obtuvo un beneficio neto de 254 millones de euros, que contrasta con las pérdidas de 16 millones que registró en el mismo periodo del año anterior.
Por su parte, la cifra de negocio entre octubre y diciembre descendió un 10%, al ingresar 1.745 millones de euros frente a la facturación de 1.933 millones de euros del último trimestre del año 2014.
Ante estos resultados, el consejero delegado de KPN, Eelco Blok, ha valorado que la compañía ha conseguido un "fuerte crecimiento" de la base de clientes, aunque ha reconocido la existencia de un "mercado de negocio complicado donde las necesidades de los clientes están cambiando de las tradicionales a nuevos servicios".
"Estamos racionalizando y estandarizando la organización del negocio para conseguir una mejora de la satisfacción del cliente, capturar crecimiento en nuevos servicios y respaldar la rentabilidad avanzando", ha asegurado Blok.
De cara a este año fiscal, el consejero delegado de KPN ha indicado que las "prioridades principales" serán aumentar el número de servicios e ingresos por hogar en la división de clientes, la transformación actual de la división de negocio y la ejecución del plan de simplificación.
Blok también ha hecho referencia en sus declaraciones a la venta el pasado mes de noviembre del 5% del capital social de la filial alemana de Telefónica por 805 millones, afirmando que devolverá el 70% de las ganancias a sus accionistas a lo largo de este año.
Esta decisión demuestra "el fuerte compromiso con el rendimiento de los accionistas al mismo tiempo que se mantiene un perfil financiero sólido", ha subrayado el consejero delegado de la operadora holandesa.