Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Kibuc prevé seguir creciendo en España a un ritmo de cuatro nuevas tiendas al año

La cadena catalana de muebles y decoración para el hogar Kibuc prevé seguir creciendo los próximos años en España, y se marca como objetivo abrir unas cuatro tiendas nuevas cada año, que se sumarán a los 52 puntos de venta que tiene actualmente.
El presidente de la compañía, Xavier Sòria, ha explicado en una entrevista de Europa Press que la principal misión es conseguir un "crecimiento sólido", que ha remarcado que conlleva un crecimiento paralelo de las factorías que fabrican los productos.
En este sentido, ha afirmado que la empresa está enfocada en mejorar los procesos productivos de sus plantas colaboradoras --tiene una docena, principalmente en España y también en Portugal-- y ayudarlas a poder asumir más producción para acometer el crecimiento que pretende Kibuc.
La compañía con sede en Cardedeu (Barcelona) emplea a 500 personas y cerró el ejercicio 2015 con una facturación de 43 millones de euros, un 8% más respecto al año anterior, y para este año estima incrementar las ventas en un 15%.
Sòria ha explicado que la empresa tiene varias tiendas en cartera, aunque está a la espera de ver cómo evoluciona el negocio a lo largo del primer semestre para decidir en qué momento se inauguran los nuevos establecimientos.
Ha señalado que el "crecimiento natural" y asumible para Kibuc pasaría por abrir entre cuatro y seis tiendas anuales, y ha indicado que no descartan ningún modelo de tienda, aunque hasta ahora solo tienen franquicias.
CRECER EN MADRID.
Según Sòria, una cifra adecuada para Kibuc sería alcanzar unas 130 o 140 tiendas en España, y ha afirmado que las zonas con más potencial de crecimiento son Madrid, el Levante y el sur de España en general, ya que hasta ahora tiene mucha presencia en el norte.
Ha afirmado que salir al exterior no es un objetivo, al menos a corto y medio plazo, y ha explicado que la empresa ha descartado ofertas de implantarse en países cercanos como Italia y Francia porque antes de expandirse en Europa quiere consolidar su presencia en España.
La marca Kibuc nació en 1993, inicialmente como central de compras de 18 empresas implantadas en Catalunya, y en el año 2000 pasó a constituirse como una franquicia y apostó de forma decidida por un diseño propio.