Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Kimberly Clark recortará hasta 1.300 empleos tras la escisión de su negocio sanitario

El fabricante estadounidense de productos de consumo Kimberly Clark prevé eliminar entre 1.100 y 1.300 puestos de trabajo hasta 2016 en el contexto de la reestructuración de la compañía a raíz de la escisión de su negocio sanitario, que será efectiva a partir del próximo 31 de octubre, informó la multinacional.
En noviembre de 2013, el fabricante de Kleenex y Huggies anunció su intención de llevar a cabo la separación de su negocio sanitario, que desde el próximo 31 de octubre pasará a operar como una compañía independiente bajo el nombre de Halyard Health.
Como consecuencia de esta medida, Kimberly Clark llevará a cabo un programa de reestructuración con el fin de mejorar su eficiencia y dotar a la compañía de la flexibilidad necesaria para invertir en las oportunidades de crecimiento que sean identificadas.
"Se espera que la reestructuración se habrá completado a finales de 2016 con unos costes totales previstos de entre 130 y 160 millones de dólares (102 y 126 millones de euros) después de impuestos", indicó la compañía, que confía en lograr un ahorro bruto acumulado de entre 120 a 140 millones de dólares (94 y 110 millones de euros) a finales de 2017.
"El programa de reestructuración que estamos acometiendo harán nuestra organización más eficiente", declaró el presidente y consejero delegado de Kimberly Clark.
GANA UN 2,9% MÁS EN EL TERCER TRIMESTRE.
Por otro lado, la compañía informó de que en el tercer trimestre del año su beneficio neto atribuido se situó en 562 millones de dólares (442 millones de euros), un 2,9% por encima del resultado de un año antes.
Por su parte, la cifra de negocio de Kimberly Clark entre julio y septiembre ascendió a un total de 5.442 millones de dólares (4.285 millones de euros), un 3,4% más que un año antes.
En los nueve primeros meses del año, la multinacional estadounidense obtuvo un beneficio neto atribuido de 1.609 millones de dólares (1.267 millones de euros), un 0,4% más, mientras sus ventas sumaron 16.063 millones de dólares (12.648 millones de euros), un 1,4% más.