Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Kodak retrasa el resultado de la subasta de sus patentes, por las que pujan Apple y Google

La compañía estadounidense de servicios fotográficos Eastman Kodak ha decidido ampliar la fecha límite para anunciar el resultado de la subasta de más de un millar de sus patentes digitales, por las que habrían presentado ofertas Apple, Google y Microsoft, en el marco del proceso de reorganización de la empresa, declarada en suspensión de pagos desde el pasado mes de enero.
En un comunicado emitido pocas horas antes de la finalización del plazo inicialmente estipulado, Kodak anunció "la extensión del tiempo para dar a conocer los resultados en vista de que aún prosiguen las discusiones con los interesados".
La compañía, que pretendía resolver esta subasta antes de la audiencia ante la Corte Federal de Manhattan, prevista para el 20 de agosto, no precisó una nueva fecha para dar a conocer al ganador de la puja, limitándose a señalar que la modificación del plazo contaba con el respaldo de los acreedores de la compañía.
De hecho, la compañía dirigida por el español Antonio Pérez pretende destinar el dinero obtenido a través de esta cartera de patentes a saldar cuentas con sus acreedores, que han prestado a la compañía casi 700 millones de dólares (566 millones de euros).
Sin embargo, no está claro qué cantidad alcanzará la venta de patentes. El 'Wall Street Journal' informaba el viernes de que Apple, Google y Microsoft habían presentado ofertas muy por debajo de las estimaciones de Kodak. A principios de 2012, Kodak indicó que una empresa externa había estimado el valor de la cartera entre los 2.200 y los 2.600 millones de dólares (1.780 y 2.104 millones de euros).
Las patentes digitales de Kodak se agruparon en dos lotes, uno de 700 patentes y otro de 400, que han estado a la venta durante más de un año. No obstante, la venta se vio complicada por la quiebra y los pleitos sobre la propiedad y autenticidad de las patentes en medio de un litigio con varias compañías, como Apple, Samsung y Research in Motion.