Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Lactalis comunica al comité de empresa que no da marcha atrás al cese de la actividad en Valladolid

La plantilla de Lauki en Valladolid ha expresado su esperanza de que la intermediación de la Junta de Castilla y León evite el cierre de la planta previsto para finales de junio por parte de la multinacional francesa Lactalis, después del encuentro mantenido hoy entre la dirección de la empresa en España y responsables de la Administración regional.
A la espera de que la Junta convoque a los representantes de los trabajadores para explicar los pormenores de dicha reunión, algo que confían en que se produzca este mismo viernes, el presidente del comité de empresa, José Miguel González, se aferra aún a la posibilidad de que Lactalis reconsidere una decisión que dejaría en la calle a 85 trabajadores con una antigüedad de veinte años y una media de edad de 47.
Y ello a pesar de que la dirección, durante el encuentro mantenido también hoy con el comité de empresa, haya reiterado los motivos económicos que, según ella, justifican el fin de la actividad, algo que los trabajadores siguen rebatiendo al considerar que Lauki es una planta competitiva y con unos parámetros de calidad, "como así ha reconocido Lactalis, que la sitúan en el número uno a nivel europeo, sin que en los últimos cinco años se haya registrado el más mínimo fallo de producción".
Al respecto, los afectados rebaten que la pérdida de caja y competitividad provocada por el mercado que Lactalis esgrime no es culpa de su plantilla, sino más bien "se trata de errores de estrategia de la dirección que el comité de empresa, en numerosas ocasiones, ya había advertido".
En cualquier caso, González, en declaraciones a Europa Press, apunta que la plantilla ha vivido el último lustro con la "espada de Damocles" sobre su cabeza con motivo del drástico descenso en la producción asignada, que ha pasado de los 200 millones de litros en 2010 a los 91 millones previstos para el presente ejercicio.
NUEVA REUNIÓN EL 11 DE ABRIL
Con todo, y aunque trabajadores y dirección volverán a reunirse el próximo día 11 de abril, el comité de empresa se mantiene a la expectativa de que la Junta desvele el contenido de la "negociación paralela" que mantiene con Lactalis con el propósito de que la actividad empresarial de Lauki en Valladolid no quede deslocalizada.
En este sentido, González ha expresado su "orgullo" y gratitud tanto a la Administración regional como al alcalde de Valladolid, el socialista Óscar Puente, por el apoyo y esfuerzo recibidos, en especial de este último. "Estamos a una con él, con su reacción, porque se ha mojado por nosotros y nos está ayudando al cien por cien", ha incidido el portavoz de los afectados de forma agradecida.