Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Lagarde cree que la acción del BCE para evitar la deflación es sólo "cuestión de tiempo"

La directora del FMI apunta que la recuperación es "demasiado débil y demasiado lenta"
La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, ha celebrado el compromiso del Banco Central Europeo (BCE) de actuar contra el riesgo de deflación en la eurozona y cree que la adopción de medidas es sólo "cuestión de tiempo".
En la rueda de prensa previa al encuentro de primavera del FMI y el Banco Mundial, Lagarde suscribió las palabras del economista jefe de la institución, Olivier Blanchard, quien afirmó esta semana que estas medidas se deben tomar "cuanto antes mejor".
"Mantenemos un diálogo con las autoridades europeas y respetamos el criterio del banco central", afirmó la directora gerente del Fondo, quien recalcó que son ellos quienes "toman el pulso" de cómo se encuentran las economías de la eurozona.
En este sentido, añadió que el FMI está "animado" tras comprobar que en la última reunión del BCE y su posterior rueda de prensa hubo un compromiso para utilizar cualquiera herramienta que sea necesaria para resolver esta situación.
Lagarde recalcó que el FMI está preocupado por el impacto de una baja inflación, especialmente en las economías avanzadas, porque "una baja inflación prolongada dañaría tanto el crecimiento como el empleo".
Por otro lado, Lagarde aseguró que el crecimiento económico global está "repuntando", pero la recuperación es "demasiado débil y demasiado lenta". "Tenemos una buena recuperación, pero no lo suficientemente buena, podríamos hacerlo mejor", subrayó.
Ante una economía global con 200 millones de desempleados que no están notando este fortalecimiento económico, la directora gerente del FMI reclamó a las autoridades "medidas valientes para lograr un crecimiento más rápido, fuerte y sostenible".
Así, pidió a las economías avanzadas que ajusten de forma correcta sus procesos de consolidación fiscal y a los bancos centrales que normalicen su política monetaria de forma adecuada para que no provoquen nuevas tensiones en los mercados.