Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Lagarde destaca que el éxito de la subasta de Grecia subraya que el país va "en la dirección correcta"

La directora del FMI confía en el éxito del programa de Ucrania, que aprobará a finales de abril o primeros de mayo
La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, afirmó que la fuerte demanda registrada en la subasta de bonos realizada por el Tesoro griego, la primera desde el rescate, demuestra que Grecia va "en la dirección correcta", aunque advirtió de que aún queda trabajo por hacer.
En la rueda de prensa previa al encuentro de primavera del FMI y el Banco Mundial, Lagarde remarcó que esta prueba realizada por las autoridades griegas para analizar una posible vuelta a los mercados tras cuatro años ha sido "muy exitosa".
En esta línea, la directora gerente del Fondo hizo hincapié en los avances logrados en Grecia gracias al trabajo realizado por las autoridades y el pueblo griego.
Sin embargo, también recordó que Grecia aún está dentro del programa de ayuda de la troika --la Comisión Europea (CE), el Banco Central Europeo (BCE) y el FMI--, que ha sido revisado recientemente tras las conversaciones mantenidas con las autoridades helenas.
"Aún queda mucho por hacer, el programa no ha concluido, pero esta es una clara indicación de que el regreso a los mercados, que es claramente el objetivo de cualquier programa del FMI, está en el horizonte", remarcó.
EL PROGRAMA DE UCRANIA.
Por otro lado, Lagarde confió en que el programa acordado con las autoridades ucranianas tenga éxito, ya que el FMI generalmente nunca entra en negociaciones con las autoridades locales con la idea de que el programa va a fallar.
En este sentido, subrayó que un programa y sus condiciones incluyen que el país tenga que cumplir unos compromisos y restaurar sus cuentas para que pueda financiarse por sí mismo y abandonar el apoyo económico del FMI.
Así, añadió que este caso es aplicable para Ucrania, cuyo programa acordó la misión del FMI con las autoridades del país, pero sigue pendiente del visto bueno del directorio del Fondo, que se ha reunido varias veces de forma informal para tratar este tema.
Lagarde apuntó que la aprobación definitiva del directorio está prevista para finales de abril o primeros de mayo y aseguró que no hay razones para creer que Ucrania no vaya a cumplir los compromisos adquiridos.
Respecto a posibilidad de que parte de la ayuda vaya destinada a abonar las deudas que Ucrania mantiene con Rusia, Lagarde informó de que el rescate cuenta con margen para realizar "pagos adecuados que sean legítimos a cualquier acreedor".
En este sentido, la directora gerente recordó que el importe definitivo de la ayuda está pendiente de definir a la espera de comprobar el apoyo que recibe de otros países o instituciones, pero será de entre 14.000 y 18.000 millones de dólares (10.083 y 12.964 millones de euros).