Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Leroy Merlin elevó su beneficio un 11,7% en 2015 e invertirá 707 millones hasta 2020 en España

Apuesta por la democratización de los precios, la transformación digital y los proveedores nacionales
Leroy Merlin España, empresa dedicada al acondicionamiento del hogar, ha elevado su beneficio en 2015 un 11,7%, hasta los 88,72 millones de euros e invertirá 770 millones de euros en el territorio nacional hasta 2020 para abrir 25 nuevas tiendas.
La compañía, además, ha cerrado el ejercicio con una facturación de 1.778 millones de euros, lo que representa un incremento del 10,7% con respecto al año anterior, en el que ha invertido 90 millones de euros, un 21% más, en tres aperturas (Logroño, Granada y Sant Cugat), seis grandes ampliaciones y 23 'remodellings' que han generado 500 nuevos empleos.
"El 2015 ha sido un año positivo y 2016 lo hemos arrancado mejor que el pasado ejercicio. Además, estamos consiguiendo el reto de transformarnos en un modelo de negocio digital que mejora cualitativamente la experiencia del cliente con nosotros", ha indicado en rueda de prensa el director general de Leroy Merlin España, Ignacio Sánchez Villares.
Leroy Merlin apuesta por un proceso de transformación tecnológica para adaptarse a las necesidades del consumidor actual, después de que en 2015 las ventas a través de la tienda 'online' se elevaran un 54%, recibiera 116.359 pedidos, lo que supone el 1% de las ventas totales, con el objetivo de alcanzar el 5% en los próximos cinco años.
Sin embargo, Sánchez Villares ha destacado la importancia de las tiendas físicas para el grupo, que en 2016 abrirá cuatro nuevas en España (Jaén, Madrid, Finestrat-Benidorm y A Coruña), realizará 8 grandes ampliaciones y 31 'remodellings', para lo que invertirá 172 millones de euros y creará más de 500 empleos.
"Son un pilar fundamental por las que cada año pasan más de 55 millones de visitas. Queremos ampliar y modernizar las actuales y, por supuesto, continuar con nuestro plan de expansión", ha apuntado el director general.
Leroy Merlin apuesta también por la "democratización" de los precios, para lo que la compañía baja entre el 5% y 10% los precios de algunos productos al año. Una bajada de precios de 5.509 productos en 2015 que equivalió a 28 millones de euros. "Seguiremos con esta política", ha señalado.
En 2015, la compañía contó con 1.547 proveedores, de los cuales el 84,6% (1.309) son nacionales y con productos fabricados en España a los que se hicieron compras por valor de 1.035 millones de euros, mientras que la contribución tributaria directa e indirecta al Estado ascendió a 225,55 millones de euros. "Me gustaría que algún día se hiciera un certificado a la empresa responsable con el país", ha indicado Sánchez Villares.
25 NUEVAS TIENDAS Y 4.400 NUEVOS EMPLEOS HASTA 2020.
Por otro lado, la compañía dedicada al acondicionamiento del hogar en España encara un ambicioso plan de expansión para el periodo 2016-2020, en el que invertirá en España un total de 707 millones de euros en la apertura de 25 nuevas tiendas.
"Estamos interesados en atacar todo el mercado español. Hay muchas oportunidades, pero todas las tiendas que abramos tienen que ser rentables. Es más importante la calidad del sitio que la rapidez", ha avisado Ignacio Sánchez Villares, que ha subrayado que la compañía aún no tiene mucha presencia en comunidades como Galicia, País Vasco o Cataluña.
Estas nuevas aperturas supondrán, además, la creación de 4.400 nuevos puestos de trabajo, que se desglosan en 3.200 empleos directos y 1.200 indirectos.
El director general no descarta la posibilidad de llegar a los centros urbanos de las ciudades. "Hemos visitado cuatro proyectos en el centro de Madrid, son temas que tratamos, pero vamos a sitios donde seamos rentables. Preferimos ir más despacio y mejor", ha subrayado.
TRANSFORMACIÓN DIGITAL
Leroy Merlin inició en 2013 un proceso de transformación digital para mejorar la experiencia del consumidor. Desde entonces, la compañía ha invertido más de 47,2 millones de euros en esta transformación.
En 2015, la inversión ascendió a 12,4 millones de euros, lo que se tradujo en 150 proyectos tecnológicos puestos en marcha, mientras que para 2016 se prevé invertir 19,6 millones de euros, lo que supondrá 94 proyectos para el presente año.
La firma prepara una actualización de su aplicación móvil, que permitirá acceder a la tienda 'online', por lo que los clientes podrán adquirir los productos que deseen cuándo y cómo quieran. Además, está introduciendo en sus tiendas físicas nuevas tecnologías para mejorar la experiencia del cliente, como las gafas Oculus, sistemas de realidad virtual y aumentada o la impresión 3D.