Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Lidl quiere vender, ¿lujo?

Lidl, cuyo surtido está integrado en un 80% por marca propia y en un 20% por marca del fabricante, también ha incorporado a sus establecimientos en el último trimestre productos de Danone, Campofrío, El Pozo, Findus, García Vaquero y Conservas Dani. Directivos del grupo alemán han detallado que entre los productos que ha introducido recientemente también figuran algunos del grupo García Carrión, compañía que próximamente dejará de ser proveedor de la marca propia de la cadena valenciana.
Durante la presentación de su campaña de Navidad 'Lujo para todos', el director general de la compañía, Michael Aranda, consideró un error encasillar los productos propios bajo la denominación de 'marca blanca', al entender que tiene una connotación negativa de producto de menor calidad frente a la del fabricante.
Aranda apostó por "romper el mito" y defendió que las marcas propias de Lidl "no son una segunda opción", sino que "se atreven a competir con cualquiera", tanto en calidad como en precio.
Arola, reclamo de calidad
La compañía destacó que con su nueva campaña navideña, cuya imagen es el chef Sergi Arola, refuerza su modelo de negocio basado en la "máxima calidad de su oferta, que es igual o superior a las calidades de las marcas líderes, pero a precios hasta un 70% más baratos".