Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Liga Norte se opone tajantamente al retraso de la jubilación

El primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, ha convocado para este lunes una reunión extraordinaria de su gabinete en la que tratará de sacar adelante las medidas reclamadas desde la UE para superar la crisis, entre ellas retrasar la edad de jubilación, algo a lo que su socio, la Liga Norte, se opone tajantemente.
"No es posible que cada vez que haya que poner en orden las cuentas de este país la primera cosa que venga a la mente sea meter mano a las pensiones", ha denunciado la secretaria general del Sindicato Padano, vicepresidenta del Senado y miembro de la Liga Norte, Rosi Mauro.
"Nosotros diremos 'no' y, llegado el caso, estamos dispuestos a salir a la calle", ha advertido, según recogen los medios italianos. "Si la petición viene de Europa, a Europa de vez en cuando hay que decirle que no", ha defendido.
La dirigente de la Liga Norte ha defendido que no se puede decir "a la gente que ha trabajado 40 años que se eleva la edad de jubilación hasta los 67 años", frente a los 65 actuales. "Creo que el Gobierno debe encontrar recursos en otro sitio, crear mecanismos nuevos a través de la otras reformas, pero no la de las pensiones", ha insistido, asegurando que la respuesta de la Liga Norte será un "no".
También el líder del grupo parlamentario de la Liga Norte, Margo Reguzzoni, ha incidido en que el partido "ha estado siempre en contra de cualquier reforma de las pensiones". "Hemos hecho propuestas alternativas que se abordarán en el gabinete", ha precisado.
Por su parte, el ministro de Exteriores, Franco Frattini, ha defendido que la reforma de las pensiones "va en el interés de Italia" y no se proponen "porque le guste a Bruselas, sino porque beneficia" al país. Preguntado por la amenaza de manifestaciones por parte de la Liga Norte, el ministro ha subrayado que "en ese caso saldrían a las calles contra Europa" y ha pedido esperar a "ver qué sucede" en el consejo de ministros.
Este fin de semana, la canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente francés, Nicolas Sarkozy, han pedido explícitamente a Berlusconi que adopte nuevas medidas de ajuste para calmar a los mercados.
El actual sistema de pensiones italiano fija en 65 años la edad para recibir una pensión mínima para los hombres, si bien muchos italianos tienen un tipo de pensión que les permite jubilarse antes, en función del número de años que hayan contribuido al sistema.
Pese a que desde el pasado agosto el Gobierno italiano ha anunciado una serie de medidas, entre ellas el compromiso de lograr el equilibrio presupuestario para 2013, éstas no parecen haber surtido efecto y el rendimiento de los bonos italianos se sitúa ahora en un 5,9 por ciento, cerca de los niveles que alcanzaron cuando el Banco Central Europeo (BCE) comenzó el programa de compra de bonos en agosto.