Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ligero optimismo y pequeños indicios de recuperación en la economía mundial

Pese a las señales de recuperación, se mantiene la cautela y se alerta de que 2009 todavía será un año duro. Vídeo: Atlastelecinco.es
En un discurso en la Universidad de Georgetown, el presidente estadounidense, Barack Obama, ha apuntado a algunos "indicios de esperanza" en la economía mundial. Así el jefe del Ejecutivo ha dado la bienvenida a los primeros signos de recuperación, pese a asegurar que ello "no significa que los tiempos duros se hayan acabado". 
Según ha apuntado el presidente, "2009 seguirá siendo un año muy difícil para la economía" al resaltar que "la severidad de la recesión seguirá causando más pérdida de empleos, más ejecuciones hipotecarias, y más dolor antes de que termine".
Por ello, Obama ha destacado que el Gobierno seguirá tomando "con determinación" medidas contra la crisis, dirigidas todas ellas a "buscar una nueva fundación de la economía que permita retomar la senda de la prosperidad".
Al discurso del presidente de EEUU, se ha unido el del máximo responsable de la Reserva Federal. Ben Bernanke se ha mostrado también optimista al afirmar que se perciben algunas "señales tentativas de que la fuerte caída de la actividad económica podría estar desacelerándose".
El titular de la Fed ha justificado su argumento apuntando a recientes indicadores económicos sobre la venta de viviendas y automóviles, la construcción y el gasto de los consumidores.
Bernanke ha asegurado que es "fundamentalmente optimista acerca de nuestra economía", pese a advertir de que "las actuales condiciones económicas son difíciles". Por ello, el presidente de la Fed ha apuntado a que la recuperación pasa por lograr de nuevo "una estabilización de la actividad económica".
Datos contradictorios
Sin embargo, los discursos tanto del presidente de EEUU como del de la Reserva Federal contrastan con varios indicadores difundidos por los departamentos de Trabajo y de Comercio norteamericanos.
Según estos datos, las ventas al por menor bajaron inesperadamente un 1,1% en marzo, lo que representa una duro revés para aquellos que auguraban leves signos de recuperación del sector.
Por otro lado, el Índice de Precios al Productor (IPP) cayó un 1,2% el mes pasado, después de dos meses de incrementos, sorprendiendo también al mercado, que no se esperaba cambios.
Además, los malos datos económicos fueron completados por las cifras de los inventarios de las empresas, las cuales cayeron un 1,3% en febrero, en el sexto mes consecutivo de descenso. EPF