Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Linde (Banco de España) defiende que el Banco de España no tuvo "ni voz ni voto" en la resolución de Popular

El gobernador del Banco de España, Luis María Linde, considera que el papel del organismo en la resolución de Banco Popular fue de mero "observador" y ha asegurado que la institución no tuvo "ni voz ni voto" en la intervención de la entidad.
Así lo ha asegurado el gobernador del Banco de España durante su intervención en la comisión de investigación del Congreso sobre la crisis financiera y de las cajas de ahorro, que derivó en el rescate de 41.300 millones de euros concedido por la Unión Europea en 2012.
"El Banco de España en la resolución no tiene ni voz ni voto, no tiene ninguna función, en materia de resolución es un mero observador", ha indicado Linde, que ha insistido en que la institución no tuvo "ninguna participación" en la decisión de las instituciones comunitarias.
"Nunca he dicho que el Banco de España no tenga nada que ver, pero el Banco de España no toma decisiones porque estas se efectúan en Fráncfort", ha añadido.
Además, Linde considera que la resolución de Banco Popular se ha producido en un "contexto diferente" al de la crisis financiera y ha defendido que las necesidades de capital de la entidad detectadas durante la crisis, por importe superior a 3.200 millones de euros, podían resolverse de forma privada.
"Tanto Popular como Ibercaja podían cubrir sus necesidades de capital por sus propios medios sin acometer un traspaso de activos a la Sareb", ha espetado Linde, quien estima que la resolución se produce en un "contexto diferente" al de la crisis financiera 2008-2014, "incluso si se considera que el origen aún lejano de los problemas de esta entidad se encuentran en el periodo analizado.
"Popular expresó que podía resolver el problemas por sus propios medios y el Banco de España dio su conformidad como el resto de autoridades", ha agregado Linde.