Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Línea Directa pretende facturar 900 millones de euros a medio plazo y alcanzar los 3 millones de clientes

El nuevo consejero delegado quiere convertir a la aseguradora en una compañía multirramo
Línea Directa Aseguradora pretende facturar 900 millones de euros en el medio plazo y alcanzar los tres millones de clientes póliza a póliza de manera orgánica, apostando por la especialización en productos y servicios, impulsando 'Nuez' y 'Penélope seguros', y consolidando la Línea de Hogar como el motor del crecimiento.
Así lo ha avanzado a Europa Press el nuevo consejero delegado de la entidad, Miguel Ángel Merino, quien ha destacado que la razón del éxito de Línea Directa es su modelo de negocio.
"Al no tener intermediarios ni redes de oficina, eliminamos todos los gastos que no aportan valor al cliente final, trasladando parte de ese ahorro al precio del seguro. Además, el modelo directo ofrece un gran alineamiento estratégico y una gran flexibilidad, permitiendo pulsar de primera mano las necesidades e inquietudes del cliente", ha señalado.
Línea Directa ha experimentado un crecimiento en su número total de pólizas de un 6,1% a cierre de 2013, hasta alcanzar las 2,1 millones de pólizas. Por ramos, destaca el incremento en el año de las pólizas de Hogar, un 27,6% más, siendo el crecimiento en seguros de Auto del 3%. Gracias a ello, ha aportado 128,5 millones de euros al beneficio de Bankinter, uno de sus principales accionistas.
Pese a estar centrada en Autos y Hogar, Línea Directa podría abrirse a otros ramos, aunque, por ahora, la compañía está analizando "la forma y el momento oportuno de hacerlo". "El que Línea Directa entre en otros ramos es, simplemente, cuestión de tiempo", ha precisado, al tiempo que ha apuntado que su intención es impulsar el crecimiento orgánico.
En este sentido, ha señalado que "aún hay mucho margen para crecer en España", aunque no ha descartado salir al extranjero en el futuro, pese a que es una posibilidad "muy remota" a día de hoy. "Al igual que nuestra entrada en otros ramos, es una posibilidad que necesita ser reposada", ha dicho.
Así, ha destacado que los mercados exteriores tienen en estos momentos "componentes inciertos". "En Europa Occidental, el modelo directo está muy implantado, por lo que el 'efecto sorpresa' es más bien pequeño. Por otro lado, Iberoamérica, que es una salida natural para todas las grandes empresas españolas, o bien tiene parques automovilísticos pequeños, o bien registra una siniestralidad muy considerable", ha añadido.
RECUPERACIÓN LENTA DEL SECTOR
Línea Directa tiene previsto desarrollar todos estos planes de crecimiento en un momento en el que el sector del seguro ha ingresado 55.508 millones de euros en 2013, un 3,27% menos. Ante esta circunstancia, Merino ha afirmado que la recuperación del sector será "lenta", ya que el negocio asegurador "es especialmente sensible a los condicionantes externos".
"Variables como la evolución del poder adquisitivo del ciudadano medio, la fiscalidad sobre el consumo, la venta de vehículos nuevos, la concesión de hipotecas o la compraventa de viviendas influye decisivamente en los ingresos y en los márgenes del sector asegurador. Por eso habrá que esperar a la recuperación general de la economía para dejar atrás definitivamente esta etapa", ha explicado.
Sobre la posible salida a Bolsa de la compañía, el nuevo consejero delegado ha indicado que no es algo que le preocupe "especialmente" y ha incidido en que la aseguradora seguirá trabajando para aportar valor a Bankinter y para dar el mejor servicio a sus clientes.
En este sentido, no ha hecho más valoración que la que realizó la consejera delegada de Bankinter, María Dolores Dancausa, que adelantó que no tenía en mente ni la venta ni la salida a Bolsa de la aseguradora, a la que considera uno de sus principales activos.
RECONOCIMIENTO
Merino ha sido nombrado recientemente consejero delegado de la aseguradora, tras permanecer los tres últimos años como director general. "Mi nombramiento como consejero delegado de Línea Directa es, además de un honor, un gran reconocimiento a mi trayectoria en la compañía, a la que he dedicado casi 20 años de mi vida", ha dicho.
El directivo se incorporó a Línea Directa como director de gestión de Accidentes en 1995. "Formé parte del reducido grupo de personas que pusieron en marcha un proyecto que, en aquel momento, era revolucionario: crear de la nada una aseguradora sin oficina ni intermediarios que distribuía sus productos exclusivamente a través del teléfono", ha resumido.
Merino ha recordado que el éxito del proyecto fue "inmediato" y en cerca de dos años Línea Directa doblaba su tamaño y en cuatro, logró dar beneficios. Hoy día es la quinta aseguradora por volumen de facturación, cuenta con una cartera de clientes que supera los 2,1 millones de asegurados y un beneficio antes de impuestos de 128,5 millones.
"Mi nombramiento como consejero delegado también comporta una gran responsabilidad, ya que la compañía ha de afrontar a medio plazo un gran reto: convertirse en una aseguradora multirramo y multiproducto con la vocación de ser verdaderamente grandes", ha concluido.