Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Lissavetzky (PSOE) recrimina a Botella que haya guardado "1.350 millones de euros de facturas en los cajones"

El portavoz socialista en el Ayuntamiento de Madrid, Jaime Lissavetzky, ha recriminado a la alcaldesa de la capital, Ana Botella, que haya guardado "1.350 millones de euros de facturas en los cajones" al haber aumentado en esta cantidad la deuda viva con la que cerrará el Consistorio de la capital a finales de este año.
Tras visitar el cementerio de La Almudena, el socialista ha considerado que Botella ha "engañado" a los madrileños al haber previsto en el Plan de Ajuste 2012-2022, aprobado en marzo del 2012, una deuda viva de "5.931 millones de euros" para finales de año. Finalmente, la deuda con la que cerrará el Ayuntamiento el 2013 será de 7.074 millones de euros, según adelantó este pasado jueves la delegada de Hacienda, Concepción Dancausa.
"Botella se ha equivocado en más de mil millones de euros. La deuda que tenemos es de 7.074 millones de euros, cuando lo que se había planteado para finales de este año era 5.931 millones de euros. Nos habían engañado porque había 1.350 millones de facturas en los cajones", ha acusado.
De esta forma, Lissavetzky ha destacado que "en este momento, se está gastando uno de cada cuatro euros para pagar a los bancos, para abonar los intereses de demora". Así y a su juicio, "los madrileños están siendo víctimas de la pésima gestión de la alcaldesa de la capital, Ana Botella, y de su antecesor, Alberto Ruiz-Gallardón".