Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las bolsas de Londres y Fráncfort acuerdan una "fusión entre iguales"

LSE y Deutsche Boerse precisan que el resultado del referéndum sobre la permanencia de Reino Unido en la UE "no es una condición" para la fusión
London Stock Exchange (LSE) y Deutsche Boerse, operadoras respectivamente de las bolsas de Londres y Fráncfort, han alcanzado un acuerdo formal para su "fusión entre iguales" que se llevará a cabo a través de una nueva sociedad, denominada UK TopCo, cuyo valor de mercado superaría los 25.000 millones y que permitirá un ahorro anuales de costes de 450 millones de euros, según informaron las compañías.
"Las juntas directivas de LSE y Deutsche Boerse tienen la satisfacción de anunciar que han alcanzado un acuerdo sobre los términos para recomendar una fusión entre iguales", anunciaron ambos gestores bursátiles en un comunicado que puede suponer el final a más de una década de cortejo entre ambas empresas y que dará origen a un gigante europeo del sector, en disposición de competir con las estadounidenses Intercontinental Exchange (ICE) y Chicago Mercantile Exchange (CME).
La fusión entre ambas empresas se llevará a cabo a través de una sociedad holding establecida en Reino Unido, denominada UK TopCo, que adquirirá LSE y Deutsche Boerse, que pasarán a convertirse en filiales de esta nueva entidad, que repartirá su sede entre Londres y Fráncfort.
Según los términos del acuerdo alcanzado, los accionistas de LSE recibirán 0,4421 acciones de UK TopCo por cada título del gestor de la Bolsa de Londres en su poder, mientras que los accionistas de Deutsche Boerse obtendrán una acción de UK TopCo por cada acción de la alemana.
De este modo, asumiendo una aceptación del 100%, los actuales accionistas de LSE pasarán a controlar el 45,6% de la nueva sociedad, mientras que los accionistas de Deutsche Boerse controlará en el 54,4% de UK TopCo.
Inicialmente, el consejo de administración de la nueva sociedad estará formado por 16 personas, de las que LSE y Deutsche Boerse nombrarán a siete cada uno, mientras que el presidente de la Bolsa de Londres, Donald Brydon, se convertirá en presidente de UK TopCo, mientras que Carsten Kengeter, consejero delegado de la Bolsa de Fráncfort, ocupará la misma responsabilidad en la sociedad combinada.
Tras el cierre de la operación, Xavier Rolet, actual consejero de LSE, abandonará su cargo y se convertirá en asesor del presidente y del vicepresidente con el fin de facilitar la transición.
AHORRO DE 450 MILLONES ANUALES.
Los gestores indicaron que su fusión permitirá generar valor mediante sinergias de costes de 450 millones de euros anuales a partir del tercer año tras el cierre de la transacción, así como por las importantes oportunidades de sinergias de ingresos.
Este ahorro de costes recurrentes de 450 millones de euros anuales equivale aproximadamente al 20% de los costes operativos ajustados del nuevo grupo en 2015.
"Las sinergias de costes de 450 millones de euros al año son adicionales a cualquier otro ahorro planeado por LSE y Deutsche Boerse mediante la implementación de mejoras en la eficiencia tecnológica, eliminación de duplicidades y optimización de segmentos de negocio", añadieron las empresas.
COMITÉ DE 'BREXIT'.
Por otro lado, las dos empresas anunciaron que con efectos a partir de la comunicación de este acuerdo han decidido establecer un "Comité de Referéndum" cuyo propósito será analizar las ramificaciones para la compañía de un potencial voto favorable a la salida de Reino Unido de la Unión Europea en el referéndum del próximo 23 de junio.
LSE y Deutsche Boerse nombrarán cada uno a tres miembros de este comité.
LSE y Deutsche Boerse creen que su fusión está bien posicionada para ofrecer servicios a sus clientes independientemente del resultado de la votación en Reino Unido, aunque admiten que "el resultado podría afectar al volumen y naturaleza del negocio".
"LSE y Deutsche Boerse están procediendo sobre la base de que se mantedrán las actuales estructuras políticas y regulatorias", explicaron las empresas, que consideran que su fusión optimizará y se beneficiará del potencial de la Unión de Mercados de Capitales.
"Una decisión por parte del electorado de Reino Unido de salir de la UE pondría en peligro este proyecto de Unión de Mercado de Capitales", añaden las empresas, aunque subrayan que "el resultado del referéndum no es una condición para la fusión".