Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

López y Chaves pactan el traspaso del empleo antes del final de año

El lehendakari, Patxi López, y el vicepresidente tercero y ministro de Política Territorial, Manuel Chaves, han pactado hoy negociar el traspaso a Euskadi de las políticas activas de empleo, con el compromiso de que estén transferidas antes del 1 de enero de 2010.
Así lo ha anunciado hoy el lehendakari, acompañado de Manuel Chaves, en un receso de la reunión entre ambos, celebrada en la sede de la Lehendakaritza, el mismo día en el que se desarrolla en el País Vasco una huelga general convocada por los sindicatos nacionalistas.
Los anteriores gobiernos vascos liderados por el PNV y el Gobierno central no se pusieron de acuerdo sobre la transferencia de estas políticas activas de empleo debido a las discrepancias sobre la fórmula y la cuantía de financiación, que una parte valoraba en 170 millones y la otra en 400.
El País Vasco es la única comunidad autónoma española que todavía no dispone de la transferencia de las políticas activas de empleo, pese a estar recogida esta competencia en el Estatuto de Autonomía de Gernika.
Chaves y López han enmarcado el encuentro dentro de la "normalidad democrática institucional", y han destacado la voluntad de ambos de llegar acuerdos.
López ha dicho que "abordarán sin demora la cuestión de las transferencias pendientes", y ha dejado claro que el Gobierno Vasco va a defender "el desarrollo leal y pleno del Estatuto de Gernika", sobre la base de las transferencias cuantificadas en los acuerdos alcanzados sobre esta materia por el Parlamento Vasco.
El objetivo es, según ha dicho, fijar las prioridades, la metodología y el calendario de trabajo para su traspaso. Para ello, se van a crear grupos de trabajo que negocien "una a una" las competencias por transferir.
El primero de los acuerdos alcanzados, pendiente de desarrollar, ha sido el compromiso de ambos gobiernos de traspasar al País Vasco las políticas activas de empleo, cuyo coste no ha sido fijado por el momento, antes del 1 de enero de 2010.
"Antes del 1 de enero de 2010 estarán en nuestras manos el conjunto de servicios, materias y recursos de las políticas activas de empleo", ha explicado López, quien ha indicado que esta materia es una "herramienta poderosa para mejorar la empleabilidad y la formación de los parados".
Junto con este compromiso el Gobierno Vasco, además de pedir al central financiación y colaboración para una serie de acuerdos estratégicos, ha reafirmado, junto con el central su voluntad de intensificar la ejecución del TAV.
También han acordado buscar procedimientos para optimizar recursos en el campo de la I+D+i, la puesta en marcha de una experiencia piloto para implantar la oficina judicial o desarrollar el acuerdo de prejubilación de los ertzainas.
En cuanto a la competencia de prisiones, López ha reconocido su complejidad, aunque ha indicado que es posible avanzar en materia de personal docente y sanitario dentro de las cárceles.
Para el seguimiento de todos los acuerdos que se puedan alcanzar, se creará la comisión bilateral de seguimiento.
Por su parte, Chaves ha defendido la conveniencia de "impulsar y fortalecer la cooperación bilateral, pero también la relación multilateral" con el resto de las comunidades autónomas.
El vicepresidente tercero ha explicado que su responsabilidad es "engrasar" las relaciones entre los dos gobiernos para que funcionen "bien y eficazmente" y, además, se puedan "aprovechar las sinergias" de sus respectivas actuaciones.
Ha adelantado que la posición del Gobierno de España en sus relaciones con el vasco se guiarán por el discurso de investidura del lehendakari, por la resolución adoptada por el Parlamento Vasco en materia de competencias pendientes y por el "despliegue" del Estatuto de Gernika.
Chaves ha reconocido que en la negociación del traspaso de las competencias pendientes pueden surgir "discrepancias", pero ha dicho que "lo verdaderamente importante es que haya lealtad institucional" en las negociaciones y en las relaciones.