Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Lula afirma que los países en crisis deben nacionalizar la banca

El presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, afirmó hoy que los países afectados por la crisis global deben nacionalizar sus bancos y que los gobernantes están obligados a "recuperar" el papel del Estado en la economía.
En un seminario sobre desarrollo realizado en Brasilia, Lula expresó su convicción de que "la salida a esta crisis se encontrará si los gobernantes del mundo asumen su papel" y adoptan las medidas y decisiones "correctas" y "necesarias".
En un discurso ante empresarios y políticos, Lula se preguntó: "¿Será que los países ricos van a seguir sólo colocando dinero para salvar los bancos o será que alguno tendrá el coraje de, sin miedo de esa palabra, estatizar los bancos, a fin de sanearlos y recuperar el crédito?".
Según el mandatario brasileño, no sólo es necesario decidir cómo regular a los mercados financieros y a los paraísos fiscales, sino que además urge "restablecer" el crédito en el planeta, "pues sin eso los países no funcionan, las empresas no invierten y la rueda de la economía no gira".
En tono crítico, subrayó que "nadie sabe" dónde está el dinero que circulaba por los mercados financieros antes de que estallase la actual crisis.
"Nadie sabe tampoco cuántos trillones de dólares atravesaban los océanos sin pasaporte ni nada y con la crisis desaparecieron", dijo el presidente brasileño, quien apuntó con ironía que "los grandes bancos, que parecían ser una gran pizza, hoy son una mini-pizza".
Según Lula, el Estado tiene que retomar las riendas de la economía, aunque "con buenas políticas, que deben ser puestas en práctica en el mundo entero".
En ese sentido, subrayó que "cualquier política económica sólo será seria si se subordina a la producción, la creación de plazas de trabajo y la distribución de renta", pues "no se puede aceptar" que los trabajadores paguen el precio de la crisis financiera.
Lula también reiteró sus advertencias contra la amenaza de que el proteccionismo cunda en el mundo como consecuencia del derrumbe del sistema financiero y los problemas que ocasiona en el comercio.
"No se puede pasar del vale-todo financiero que dejó al mundo en la situación actual, a un vale-todo proteccionista, que ciertamente causará una crisis todavía peor que la que resultó de la Segunda Guerra Mundial", sostuvo el presidente brasileño.