Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

MF Global, primera víctima en EEUU de la crisis de deuda soberana

La firma financiera estadounidense MF Global Holdings, dirigida por el exconsejero delegado de Goldman Sachs y exgobernador de Nueva Jersey, Jon Corzine, se ha convertido en la primera víctima del contagio de la crisis de la deuda soberana europea al otro lado del Atlántico tras solicitar este lunes la protección del Capítulo 11 de la Ley de Quiebras de EEUU ante el Tribunal de Bancarrotas de Manhattan.
La suspensión de pagos se produce después de la decisión de la Fed de Nueva York de suspender sus operaciones con la entidad, a la que desposeyó del estatus de 'primary dealer', designación que reciben las entidades que operan directamente con la Fed en las subastas de deuda, así como de la suspensión de su negociación en los mercados de futuros de Chicago y Nueva York.
MF Global intentó hasta el último momento evitar esta declaración de insolvencia para lo que la entidad dirigida por Jon Corzine negoció in extremis su venta a la firma Interactive Brokers, aunque las conversaciones no lograron llegar a buen puerto, según informaba el diario 'The Wall Street Journal'.
El futuro del operador de derivados MF Global permanecía en el aire desde que la semana pasada se conocieran sus inversiones fallidas en deuda soberana de la zona euro y una exposición agregada a bonos de la periferia europea por importe de 6.300 millones de dólares (4.500 millones de euros), tras lo que su valor en Bolsa se desplomó un 67%.
Asimismo, la entidad registró pérdidas trimestrales por importe de 191,6 millones de dólares (137 millones de euros), tras lo que las agencias de calificación Moody's y Fitch decidieron rebajar su crédito a la categoría de 'bono basura'.
Al solicitar la protección de la Ley de Quiebras, la firma financiera reconoció una deuda por importe de 39.680 millones de dólares (28.343 millones de euros), mientras que sus activos alcanzaban un valor de 41.005 millones de dólares (29.289 millones de euros).