Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Madrid pide tranquilidad a los compradores

La Comunidad de Madrid es una de las zonas que han decidido aplicar el precio máximo establecido por el Ministerio para la vivienda protegida. Desde la Consejería de Vivienda de la CAM argumentan que no habían actualizado los precios desde 2004. Pero en el escenario actual, se enfrentaban a un dilema: "si manteníamos los mismos precios del módulo de vivienda protegida de 2004, teníamos el riesgo de que el sector nos diese la espalda por escasa rentabilidad, y así no tener oferta de ningún tipo de vivienda. Por el contrario, si ajustábamos ese precio incentivábamos la construcción, haciéndola más atractiva a los promotores, y ello sin repercutir ostensiblemente en el precio final para los adquirientes".
Reconocen que la adaptación media ha sido de un 26,5%, de tal manera que "los precios de venta finales siguen siendo asequibles para los madrileños. Desde la Consejería quieren "tranquilizar a los vecinos de VPO ya calificada o de suelos ya adjudicados" ya que los nuevos precios no se les aplicarán y "pagarán el mismo precio anterior". Los nuevos precios se aplicarán "a las nuevas viviendas aún no calificadas en suelos públicos".
La presidenta Esperanza Aguirre ha señalado que sancionará a los que traten de aplicar los precios a las promociones ya iniciadas. Según la Consejería, "la ley será aplicada y lo controlará la Dirección General de Vivienda que tiene que dar el visto bueno a los proyectos". Además, la CAM anima a que se denuncien este tipo de prácticas.