Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Madrid no se suma a la propuesta del Gobierno

Asegura que esta rebaja es mayor que los 500 euros de la medida propuesta por el Ejecutivo. Y es así para los coches más grandes y más contaminantes, que pagan un impuesto de matriculación mayor.
No ocurre lo mismo con los modelos más vendidos, los de gama media o baja. Los que emiten entre 120 y 160 gr./km. tienen menos carga impositiva, abonan sólo el 4,75% del impuesto de matriculación. Los que contaminan por debajo de los 120 gramos de CO2 por kilómetro recorrido no pagan nada.
Las motos a partir de 250 centímetros cúbicos, que son las que pagan el impuesto de matriculación, también reciben esta desgravación fiscal.
En cualquier caso, la rebaja de este impuesto no se aplica directamente al precio de venta: su devolución es posterior a la compra, tras presentar la declaración de la renta de ese año.
 
Así que, en su mayoría, los consumidores madrileños se tienen que conformar con un descuento de 500 euros del gobierno central, más otros 1.000 euros de la marca, y algún descuento extra por la desgravación del gobierno autonómico.
Como el impuesto de matriculación es un tributo estatal, pero recaudado por cada comunidad autónoma, es imprescindible estar empadronado en Madrid.