Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Marcelino Fernández Verdes asegura que está "centrado y comprometido" con Hochtief y Cimic (ACS)

Marcelino Fernández Verdes, primer ejecutivo de Hochtief y Cimic, filiales alemana y australiana de ACS, ha asegurado que actualmente está "completamente concentrado y comprometido" en su actual función como primer ejecutivo de estas compañías.
"Estoy concentrado en Hochtief y Cimic, mi responsabilidad son Hochtief y Cimic, y estoy orgulloso y comprometido en continuar con esta labor", aseguró ante la junta de accionistas de la constructora alemana en respuesta a preguntas de distintos socios sobre la posibilidad de que deje la compañía germana para compartir las funciones de primer ejecutivo de ACS.
El presidente de ACS, Florentino Pérez, ha señalado en distintas ocasiones que Marcelino Fernández Verdes volverá a la matriz, a España, para ocupar el puesto de consejero delegado del grupo, una vez que concluyera la reestructuración que actualmente acomete en las filiales alemana y australiana.
En este sentido, en sus respuestas a las preguntas de los accionistas de Hochtief durante la junta, el actual consejero delegado de esta firma aseguró que la "transformación" de la compañía aún no ha concluido, sobre todo en lo referente a implementar la misma cultura en todas las divisiones que la compañía tiene en distintos continentes.
En la misma línea, durante la junta de accionistas de ACS celebrada la pasada semana, el presidente de la compañía indicó que el grupo profundizará en el proceso de simplificación de la estructura del grupo que viene realizando en los últimos años.
La compañía prevé así ahondar en la reestructuración que aborda, fundamentalmente en la rama de construcción, Dragados, y en sus filiales de construcción alemana Hochtief y australiana Cimic, empresas sobre las que el mercado viene barajando una eventual integración.
De esta forma, la reorganización que ACS emprendió en 2012 y que tenía previsto culminar este año, podría suponer más tiempo. Su objetivo último es "lograr una estructura más ágil y eficiente, centrada en los negocios estratégicos", según indicó Pérez.
"Se seguirá simplificando la estructura del grupo, eliminando duplicidades y robusteciendo el capital para afrontar con garantías de éxito los retos de la expansión internacional", detalló sobre el proceso que lidera Fernández Verdes.