Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Margallo anuncia una reunión en Bruselas de Tajani con Fomento y las empresas del Canal de Panamá

El comisario de Industria de la Comisión Europea, Antonio Tajani, mantiene en la mañana de este jueves en Bruselas una reunión con representantes de las empresas del consorcio que ejecuta las obras de ampliación del Canal de Panamá, integrado por la española Sacyr, la italiana Salini Impregilo, la belga Jan de Nul y la panameña Cusa.
Así lo anunció el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, quien indicó que al encuentro asiste también el secretario de Estado de Infraestructuras del Ministerio de Fomento, Rafael Catalá.
La reunión tendrá lugar después de que este pasado fin de semana Tajani aceptara mediar en el conflicto surgido en las obras del Canal ante los problemas de liquidez que afronta el proyecto por los sobrecostes que, según la empresas, han surgido durante su construcción.
En declaraciones a Onda Cero que recoge Europa Press, García-Margallo reveló asimismo que en las últimas horas él mismo ha mantenido contactos con su homóloga italiana, Emma Bonino, y el belga Didier Reynders.
"Se trata de, entre todos, hacer lo posible para que esto (el proyecto) llegue a buen fin, que el canal se termine, que se termine en la fecha, que sea un éxito político para Panamá y técnico para empresas, porque eso ayuda a hacer imagen para el país, a ganar contratos en otros países y generar empleo para los españoles", aseguró el titular español de Exteriores.
Para García-Margallo, en este momento, la "buena noticia" en relación con este contencioso es que "la suspensión de las obras no se ha producido". "Las obras continúan y, por lo tanto las conversaciones y las negociaciones no están rotas", añadió.
Asimismo, el ministro apuntó que ante las "dificultades" que han surgido en el proyecto de ampliación del Canal panameño, "que no hacen posible acabar la obra en las circunstancias económicas que se habían pactado, hay un mecanismo incluido en el contrato que es el arbitraje".
"Y mientras tanto, lo que se está haciendo es hablar con todo el mundo hable para que la sangre no llegue al río", añadió. "Nosotros desde el primer momento dijimos que defenderíamos a las empresas españolas, allí donde estuviesen", concluyó.