Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Másmóvil Ibercom explorará vías de crecimiento inorgánico para ser parte "proactiva" de la consolidación

Para Spenger, la sociedad fusionada se presenta como una alternativa al "oligopolio de los grandes"
La sociedad resultante de la fusión entre Másmóvil e Ibercom quiere participar de forma "proactiva" en la consolidación del sector de telecomunicaciones en España y explorará para ello vías alternativas de crecimiento inorgánico, según ha explicado el consejero delegado de Másmóvil y futuro presidente del nuevo grupo fusionado, Meinrad Spenger, en una entrevista a Europa Press.
"Estamos interesados en participar de forma proactiva en la consolidación del mercado de telecomunicaciones en España como una alternativa de telefonía importante", ha asegurado Spenger, quien ha adelantado que se espera que la fusión anunciada en marzo por Másmóvil e Ibercom se complete a finales de mayo, tras la aprobación por parte las juntas de accionistas de los respectivos grupos.
Según Spenger, la intención de los principales operadores de telefonía móvil, tal y como demuestra la compra de Ono por Vodafone o una posible adquisición de Jazztel por parte de Orange, es la de crear un grupo integral de servicio, que reduciría la competencia "otra vez" a tres, con el propósito de subir los precios una vez consolidado "este oligopolio".
En este escenario, Spenger ha afirmado que Másmóvil Ibercom actuará como una alternativa que "rete" a estos grandes jugadores y una opción para los clientes.
EL OLIGOPOLIO "INTENTARÁ SUBIR LOS PRECIOS"
El directivo ha explicado que este proceso Másmóvil Ibercom, que será el nombre del nuevo grupo integrado, se apoyará en su cotización en el Mercado Alternativo Bursátil (MAB) para acceder a mayor financiación y a un mejor conocimiento por parte de los inversores.
"Nuestro compromiso es con los clientes y con los inversores para dar a ambos un mayor valor añadido. Estamos explorando varias alternativas, tanto a través del crecimiento orgánico como inorgánico", ha explicado Spenger.
El acuerdo, pendiente de la aprobación de las juntas generales de accionistas de ambas compañías, dará como resultado la tercera compañía por capitalización bursátil, con 140 millones de euros, que cotiza en el MAB, por detrás de Gowex y de Carbures y convertirá a la firma en la tercera operadora de telecomunicaciones que cotiza en España, junto con Telefónica y Jazztel.
Sin embargo, para el directivo, es "muy pronto" para analizar el début bursátil de Másmóvil Ibercom en el mercado continuo. "Primero hay que consolidar el crecimiento. Nosotros trabajamos en crear valor real. Ibercom existe desde hace 18 años y Másmóvil desde hace ocho. Siempre hemos crecido de forma muy sólida y queremos seguir haciéndolo", ha aclarado el directivo.
El directivo ha explicado que Másmóvil e Ibercom son dos empresas complementarias. Así, Másmóvil, que cuenta con 150.000 clientes y utiliza la red móvil de Orange, se dirige a clientes residenciales. El operador 'low cost' facturó 17 millones de euros y logró un beneficio bruto de explotación (Ebitda) de 2,3 millones de euros en 2013. Por su parte, Ibercom que cuenta con una plantilla de unos 60 trabajadores, se centra en el mercado de las empresas y pymes, con un producto de fijo, acceso de Internet, hosting y otros servicios de valor añadido.
"Somos complementarios tanto en los servicios a los que nos dirigimos, como a los segmentos a los que nos dirigimos y muy atractivos para inversores que quieran invertir en telefonía", ha aseverado.
De acuerdo con las cifras facilitadas por el grupo, los ingresos conjuntos de Ibercom y Másmóvil, junto con los del operador de telecomunicaciones mayorista Quantum Telecom, con el que se encuentra en proceso de integración, ascenderían a cierre de 2013 a 71 millones de euros, con un beneficio bruto de explotación (Ebitda) de 5 millones de euros.