Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Méndez (UGT) insiste en que se les ha condenado sin enjuiciarles y que aportarán sus argumentos en sede judicial

Asegura que se han tomado "todas las medidas" para que no se repitan "las cuestiones que se hayan podido producir"
El secretario general de UGT, Cándido Méndez, ha insistido en que a su organización, en el caso de las presuntas facturas falsas del sindicato en Andalucía, se le "ha condenado y ni siquiera se nos ha enjuiciado", lo que ha calificado como un "ataque".
Así, ha sostenido en rueda de prensa este jueves en Málaga que "cuando llegue su momento, si es que llega, aportaremos en sede judicial todos los argumentos que consideremos que deben contribuir al esclarecimiento de la situación".
Sobre la actuación de la juez Mercedes Alaya en este caso, ha señalado que tiene una opinión que "no voy a expresar en público". "Hay que mantener un respeto al funcionamiento y a las instituciones judiciales", ha recalcado.
Méndez, que ha asistido a la asamblea de UGT-A con la presencia de un millar de delegados junto con las secretarias generales del sindicato en la región y en Málaga, Carmen Castilla y Auxiliadora Jiménez, respectivamente, ha sostenido que los tres meses de la nueva directiva en Andalucía "han sido muy difíciles".
"A veces la dificultad le da más relevancia a los avances. En una situación de extrema dificultad, el equipo encabezado por Carmen Castilla ha sabido, en menos de 90 días, reubicar la posición de nuestra organización en una situación de francamente mucha dificultad", ha manifestado.
"ES UN ERROR ENJUICIAR EL TRABAJO DE LOS SINDICATOS COMO PARTIDOS"
Méndez ha valorado "la espléndida base sindical de UGT" y ha afirmado que se comete "un error de bulto" con las organizaciones sindicales a la hora de "apreciar o enjuiciar" su trabajo. "Tienden a confundirnos en los funcionamientos como si fuéramos un partido político y dependiéramos del cabeza de cartel", ha lamentado.
Ha incidido en que UGT es una organización "muy asentada por abajo" y, en el caso de Andalucía, "esa era nuestra mayor garantía". Por ello, a pesar de la situación "muy difícil en general, estamos en buenas condiciones para desarrollar nuestro trabajo: convenios colectivos, hablar de los trabajadores en paro, etcétera".
En el día en que se cumplen 20 años de Cándido Méndez al frente del sindicato, ha afirmado que es "evidente" que tiene "más presente que futuro y más pasado que presente". "Yo estoy muy satisfecho de mi organización en estos años y, en ese sentido, puedo decir que en nuestra organización ya se han tomado las medidas, es probablemente que otras no, pero en esta sí" ante las supuestas irregularidades detectadas.
En Andalucía, "me consta que se han adoptado todas las medidas para que cuestiones que se hayan podido producir no se repitan". En este punto, ha recalcado que UGT en esta Comunidad Autónoma "es la única organización en la que un responsable, al máximo nivel sin imputación y por voluntad propia, tomó la determinación de dimitir y eso hay que reconocerlo".