Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Méndez (UGT) dice que disculparse por la corrupción no es suficiente y plantea lanzar un código ético general

El secretario general de UGT, Cándido Méndez, ha afirmado este miércoles que no es suficiente pedir perdón por los casos de corrupción que se han conocido estos últimos días, como han hecho el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y la ex presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, y ha planteado la necesidad de elaborar un código ético y deontológico con carácter general.
"Creo que para la sociedad este tipo de manifestaciones que hemos oído no son una respuesta total; gran parte la sociedad puede considerarlas insuficientes", ha declarado a los medios en la clausura del seminario Organización y Ética del sindicato.
En este sentido, Méndez ha subrayado que "el perdón es algo que siempre hay que pedir", pero ha apuntado que "no es suficiente". "Hay que dar un paso más. El problema sería que se tomara la decisión de pedir perdón y eso fuera todo", ha añadido.
Ante esto, el máximo responsable de UGT ha plantado que, "más allá de lo que haga cada organización", se debería elaborar un código deontológico de carácter general al cual se adhirieran el conjunto de las organizaciones sindicales, políticas y empresariales, "que sirva como una referencia absolutamente inexorable".
Sobre la misma cuestión, Méndez ha señalado que el sindicato estaría dispuesto a formar parte de una iniciativa "por la cual se pueda discutir no solo un pacto contra la corrupción, sino dar un paso más y elaborar este código que afecte a todos", ha añadido.
Por otro lado, el secretario general del sindicato ha recalcado que UGT debería hacer una reflexión acera de su código ético para determinar si está adaptado a los nuevos tiempos.
"Creo que debemos hacer una reflexión sobre nuestros mecanismos de control y garantías internas para concluir si realmente están adaptados a los nuevos tiempos y si disponen de los medios necesarios", ha expresado.
En relación a los casos de corrupción en los que están involucrados personas de su sindicato, Méndez ha recordado que el código ético de la organización se aprobó en el último Congreso Confederal y ha resaltado que "todos los instrumentos que se están poniendo encima de la mesa son anteriores a su ratificación".
PONE EL FOCO SOBRE RATO, BLESA Y PONGA
En cualquier caso, Méndez ha destacado que lo acontecido en Caja Madrid, es algo "muy reprobable", pero que "se ha puesto el foco en el problema de las tarjetas y puede quedar en segundo plano" que haya habido que inyectar más de 22.000 millones de euros a la entidad.
"Una institución que tiene de presidente a un ex ministro de Economía, a un anterior inspector de Hacienda, y que tiene en el Consejo a un antiguo secretario de Estado de Hacienda, lo último que se le puede ocurrir es que se puedan incumplir las normas tributarias", ha apostillado.