Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Méndez dice que el tema de Zincsa puede quedar reducido a una compra de terrenos

El secretario general del sindicato UGT, Cándido Méndez (i), visitó hoy a los miembros del comité de empresa de Zincsa, que desde el pasado martes mantienen un encierro en la catedral de Murcia como protesta por su situación laboral. EFE/Juan Francisco Morenotelecinco.es
El secretario general de UGT, Cándido Méndez, dijo hoy a las puertas de la catedral de Murcia, donde se encuentran encerrados trabajadores de la empresa Zincsa desde hace una semana, que "estamos en un tema que se puede quedar reducido a una compra de terrenos y a mantener el esquema en viejos errores".
Los trabajadores mantienen su encierro a la espera de que la empresa presente un plan de viabilidad esta semana que desbloquee las ayudas de las administraciones central y autonómica que permitan continuar con la fabricación de Zinc en la futura factoría que se construiría en el polígono industrial de Los Camachos después de abandonar su antigua ubicación en Cartagena.
Méndez, que visita la Región para presidir un homenaje al ex secretario general de UGT en Murcia, Antonio López Baños, fallecido de cáncer el pasado 25 de diciembre, visitó a los trabajadores, a quienes trasladó el respaldo de su organización sindical que, según dijo, "pondrá toda la carne en el asador para que sus esfuerzos no se vean defraudados".
Cándido Méndez reconoció el sacrificio que están haciendo para defender 250 empleos directos y 300 indirectos, de los que depende el futuro de la factoría, y añadió que su sacrificio "no es solo por ellos, sino para defender el futuro industrial de la comunidad autónoma en una situación de recesión económica bestial".
"Todos hemos aprendido una dura enseñanza; no se puede basar la economía de una comunidad o un país en la especulación inmobiliaria", agregó, y definió la situación como "la pescadilla que se muerde la cola; todo el mundo en disposición de arreglarlo, pero los únicos que han dado el paso decisivo son los trabajadores; y las instituciones muestran su disposición, pero nadie da el paso definitivo".
Reiteró que hay "buena voluntad sin resultados", por lo que "ha llegado el momento de resultados concretos", de que Zincsa presente el proyecto que pueda asegurar el futuro y despejar las dudas que haya en algunas instituciones sobre ese plan de viabilidad. Además consideró necesario un proyecto "puente" en tanto se construye la nueva factoría en Los Camachos.
De lo que ha trascendido sobre el proyecto de Zincsa, Méndez resaltó que de ser cierto "desarrollaría una patente que podría venderse a otros países por ser un tratamiento de residuos de acería ambientalmente muy favorable" que no solo contribuiría a abastecer de un producto metálico importante como es el zinc.
"Hasta que no se resuelva el problema van a estar en la catedral", anunció, y advirtió que ICO e INFO deben tomar la determinación para aportar las garantías necesarias que hagan posible este proyecto.
Por su parte, el presidente del comité de empresa de Zincsa, Juan Paredes, confió en que esta semana presente la empresa el plan de viabilidad después de trabajar todo el fin de semana con funcionaros del Instituto de Fomento de la Región, al tiempo que agradeció el respaldo ofrecido hoy por Cándido Méndez.
"Ahora o nunca", remarcó, y reconoció que su protesta en la Catedral "ha hecho acelerar mucho las cosas" y ha "metido presión" a la empresa.