Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Méndez dice que los bancos "deben abrir la mano" al crédito tras superar los test de estrés

El secretario general de UGT, Cándido Méndez, ha indicado este lunes que los bancos "deben abrir la mano" al crédito para familias y empresas, después de que hayan superado los test de estrés realizados por el Banco Central Europeo (BCE), que analizan los niveles de solvencia de las entidades financieras.
"Si no los hubieran aprobado (los test de estrés) tras el saneamiento que realizaron, sería una situación deplorable, pero ahora que los han aprobado y ya no están bajo la lupa del BCE, ya no tienen excusas para no abrir la mano al flujo de crédito", ha señalado.
Según Méndez, de no producirse esta apertura, el Gobierno de Mariano Rajoy debería "abandonar todas sus proclamas en favor de la recuperación en un tiempo breve".
Por otro lado, ha insistido en aprobar de inmediato una prestación económica que se destine al colectivo de parados mayores de 45 años que no reciban ningún tipo de ingreso y tengan cargas familiares.
En una rueda de prensa celebrada con motivo de la XX Convención de delegados de UGT Asturias, en la que estaba acompañado por el secretario general de UGT-Asturias, Justo Rodríguez Braga, Méndez ha apuntado que hay actualmente entre 250.000 y 500.000 familias que están en esta situación "dramática", por lo que ha insistido en la necesidad de buscar una alternativa para ellos que intentarán impulsar a través de las conversaciones con el Gobierno central, vinculadas a un compromiso de negociación con el sindicato.
Los parados de más de 45 años son, para Méndez, los que más dificultades tienen para incorporarse al mercado laboral. "Para ellos no hay nada previsto, mientras los jóvenes tienen el Fondo de Garantía Juvenil", ha lamentado.
Por ello, afirmó que es necesario dar respuesta a este colectivo, porque, aunque están considerados como la "estructura central" del mercado laboral en España, un 50 por ciento de ellos llevan más de dos años en paro. De ellos, la mayoría están entre los 50 y 55 años, lo que les deja en una situación aún peor ya que están "lejos" de poder solicitar una jubilación anticipada" y no tienen posibilidades de encontrar un empleo.
Además, de los parados mayores de 45 años, la mayoría han acudido al servicio público de Empleo por haber sido despedidos, lo que también les impide entrar en la rotación de los trabajos temporales en la que están la mayoría de los menores de 25.
No obstante, tanto Méndez como el líder de UGT en Asturias han coincidido en afirmar que los menores de 25 tampoco tienen buenas expectativas laborales porque el Fondo de Garantía Juvenil impulsado por el Gobierno central es "insuficiente" y porque este colectivo se ve inmerso en un "éxodo laboral forzoso" por tener que acudir a otros países en busca de empleo.
LOS DATOS DE LA EPA "NO INVITAN AL OPTIMISMO".
En esta problemática se encuentran también el resto de parados, que, según el último dato de la Encuesta de Población Activa ascendieron a los 5,428 millones de personas. Con estos datos, la situación económica de España "no invita al optimismo", según el líder sindical.
El secretario general de UGT ha asegurado que los datos de la EPA que reflejan una "evolución relativamente positiva" de los datos de desempleo, se contrarrestan con cuatro factores. En primer lugar, ha aludido a la falta de confianza en la recuperación de la economía. "Si la hubiese, habría un aumento de la población activa que estaría estimulada para iniciar la búsqueda de un trabajo", ha señalado. En segundo lugar esta recuperación económica se contrasta con el hecho de que "ni en España ni en Europa" tener un trabajo implica estar lejos del umbral de la pobreza ni en riesgo de exclusión social.
Asimismo ha afirmado que es "un engaño" que crezca la demanda interna. Este crecimiento no se debe a que aumente el poder adquisitivo sino a que las familias "se están comiendo sus ahorros", realizando compras que habían retrasado debido a la situación económica y que ahora afrontan "porque no les queda otra, tirando de los ahorros". Finalmente ha apuntado que la mejora económica se desmiente con los datos de contratación. Así, ha asegurado que los contratos de tiempo completo han descendido un 22 por ciento mientras los de jornada parcial han crecido un 14 por ciento.
EUROPA ESTÁ DE NUEVO EN "RIESGO DE RECESIÓN".
Sobre la situación económica en la Unión Europea, Cándido Méndez ha advertido de que los países europeos están en "riesgo de recesión económica", aspecto que, según el sindicalista, se está acrecentando entre los países de la eurozona. Europa está "ante la probabilidad de entrar en una tercera recesión", según Méndez. De hecho, ha apuntado que Italia "ya está en recesión", mientras que Alemania y Francia están estancados y España crece "muy levemente".
Por ello, el líder de UGT ha subrayado que "hay que remediar la situación", cambiando el binomio de la austeridad y reformas estructurales por el binomio del aumento salarial y aumento de la inversión pública.
A su juicio, lo único que se ha logrado con la austeridad y las reformas estructurales es la creación de empleos temporales con "muy mala calidad" y la devaluación de los salarios, ahora "precarios".