Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Méndez "no prejuzga" las posibles combinaciones para formar Gobierno y rechaza la imposición de programas

El secretario general de UGT, Cándido Méndez, no ha querido "prejuzgar" las posibles combinaciones que puede realizar el PSOE para formar Gobierno (o con Ciudadanos o con Podemos), pero sí ha dejado claro que del proceso negociador tiene que salir un Gobierno de cambio, porque así lo pidieron en las urnas 15 millones de españoles.
En rueda de prensa para presentar el 42 Congreso Confederal de UGT, en el que Méndez abandonará su cargo de secretario general después de 22 años, el todavía dirigente sindical ha insistido en que el próximo Gobierno debe poner "punto y final" a las "muy duras" políticas que se han desarrollado en los últimos años.
"No prejuzgo el tipo de cambio. Lo que digo es que el Gobierno debe ser de cambio", ha dicho Méndez al ser preguntado por si prefiere una alianza entre PSOE y Ciudadanos o entre PSOE y Podemos.
Asimismo, el líder de UGT ha subrayado que, ante la ausencia de mayorías absolutas, ningún partido puede imponer a otro un determinado programa.
"Tendrán que buscar un programa de coincidencia, de síntesis, pero de cambio y de recuperación de derechos. Las formulaciones pueden ir desde un Gobierno de coalición a un programa con puntos concretos que sirva para apoyar investidura", ha apuntado Méndez, que ha añadido que repetir las elecciones sería "la constatación de un fracaso".
En su opinión, la configuración de un Gobierno de cambio en España podría inducir una nueva dinámica en la UE y ayudar a crear una alianza de los países del Sur (Francia, Italia, Grecia, Portugal y España) que, frente a la austeridad y las viejas políticas, apueste por la reactivación de la economía a través de mejores empleos y salarios y de una economía con bajas emisiones de carbono.
Sobre el referéndum que celebrará Reino Unido el próximo 23 de junio para decidir si sale de la Unión Europea, Méndez ha recordado que se trata de un compromiso electoral y aunque se ha mostrado a favor de que el país siga en la UE, se ha opuesto a que los trabajadores comunitarios vayan a perder derechos a raíz de las restricciones recogidas en el acuerdo de la UE-28 para apoyar la permanencia de Reino Unido en la Unión.