Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mersch (BCE) dice que por ahora el QE es algo teórico

Yves Mersch, representante luxemburgués en el directorio del Banco Central Europeo (BCE), considera que en estos momentos un programa de compra de activos o de flexibilización cuantitativa (QE por sus siglas en inglés) es un concepto teórico que aún dista mucho de llevarse a la práctica ante la ausencia de un riesgo inminente de deflación.
"La flexibilización cuantitativa es un concepto teórico y hay un largo camino que recorrer para cualquier paso en la práctica", señaló el banquero durante su participación en un acto celebrado en Londres.
El exgobernador del Banco de Luxemburgo indicó que aún hay margen para la adopción de medidas convencionales, aunque subrayó que el BCE no aprecia riesgos "inminentes" de deflación. "Aunque estamos preparados para esta situación", añadió.
El pasado jueves, el presidente del BCE, Mario Draghi, desveló que existe unanimidad en el Consejo de Gobierno de la entidad para adoptar las medidas necesarias para combatir los posibles riesgos de deflación o incluso de un periodo demasiado prolongado de baja inflación, incluyendo un programa de QE.
WEIDMANN APUESTA POR SEPARAR LA SUPERVISIÓN DEL BCE.
Por otro lado, en un acto en Amsterdam, el presidente del Bundesbank y uno de los miembros más influyentes del Consejo del BCE, Jens Weidmann, se mostró partidario de que el isntituto emisor no prolongue su papel como supervisor bancario más allá del establecimiento del mecanismo único de supervisión (MUS).
En este sentido, el banquero alemán reconoció "estar de acuerdo" con la opinión de su homólogo holandés, Klaas Knot, quien apuesta porque el BCE utilice su credibilidad para establecer el MUS, pero que posteriormente pase a ser una institución separada independiente.
Por otro lado, a pesar de que Weidmann evitó realizar comentario alguno sobre la opción de lanzar un QE en la eurozona, el presidente del Bundesbank apuntó la importancia de no "sobrecargar" la política monetaria.
"Sobrecargar la política monetaria es por supuesto anatema para el Bundesbank", afirmó.