Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Metro de Madrid deja de ingresar 3,2 millones de euros cada día de huelga

Los trabajadores del Metro de Madrid se han reunido en asamblea para decidir si continuaban con sus protestas y si radicalizaban la huelga y la convertían en indefinida. 
Finalmente, los empleados han optado por prolongar los paros hasta el viernes, aunque a partir de mañana han garantizado el cumplimiento de los servicios mínimos.
Pese a ello, este miércoles Madrid ha vuelto a levantarse sin red del suburbano, ya que las estaciones permanecen todavía cerradas.
Así, la huelga ha prolongado la hora punta en algunas calles de acceso a la capital, que a media mañana todavía registraban tráfico lento y retenciones, según ha informado un portavoz del Centro de Control de Tráfico del Ayuntamiento de Madrid.
La misma fuente ha señalado que el panorama del tráfico en la capital este miércoles es "similar al de ayer, quizá con menos saturación, con menos retenciones, porque los comportamientos de la gente han cambiado un poquito".
Por su parte, el el secretario general de UGT en Metro, Teodoro Piñuelas, ha pedido a los madrileños disculpas "en la medida que nos corresponde por los trastornos ocasionados en sus vidas cotidianas", pero ésta, ha proseguido, "es una cuestión entre personas decentes, los trabajadores, y otros que son profesionales de la manipulación y el despilfarro".
Los 7.500 trabajadores de Metro hacen huelga para protestar por la decisión de la Comunidad de Madrid de extender a empleados de empresas públicas de la región la medida del Gobierno central de recortar un cinco por ciento el salario a los funcionarios, debido a la crisis económica.
3,2 millones de euros en pérdidas
Metro de Madrid deja de ingresar por cada día de huelga un total de 3,2 millones de euros, según informaron fuentes de la compañía a Europa Press.
Asimismo, desde la empresa explicaron que poner en marcha el Metro un día normal cuesta 3,5 millones de euros, que en su mayoría no se han podido ahorrar porque son costes fijos, como es el caso de la limpieza o la seguridad.
Después de dos días de huelga sin servicios mínimos, este miércoles hay convocados paros pero hay previstos servicios mínimos de un 50 por ciento.
400 expedientes disciplinarios
La dirección de Metro de Madrid ya ha comunicado 400 expedientes disciplinarios a trabajadores de la compañía por incumplir los servicios mínimos durante la huelga que comenzó el pasado lunes día 28.
Los expedientes disciplinarios se han comenzado a enviar esta mañana a través de burofax a los domicilios de los trabajadores, que ahora tienen 72 horas para responder a una serie de preguntas sobre por qué no han cumplido los servicios mínimos, han informado a Efe fuentes de Metro de Madrid.
Después de que se estudien los expedientes, la dirección de Metro tomará una resolución, dependiendo de cada caso.
En cuanto a la posible resolución del conflicto, las mismas fuentes han manifestado que "nada ha cambiado: los sindicatos siguen incumpliendo los servicios mínimos, y por tanto la Constitución, y en estos momentos se encuentran en una situación de ilegalidad".EPF