Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Miles de taxistas se movilizan en Madrid y Barcelona contra el exceso de licencias VTC

Manifestantes cargan contra conductores VTC durante la marcha
Miles de taxistas de toda España protagonizan manifestaciones y paros este jueves en Madrid y Barcelona para exigir al Ministerio de Fomento que termine con el exceso de las licencias de los vehículos sin conductor (VTC) por encima de la proporción legal de una por cada 30 taxis.
Las movilizaciones han sido convocadas por la Confederación de Taxistas Autónomos de España (CTAE), la Mesa Estatal del Taxi (Metaxi) y la Asociación Profesional Élite Taxi, organizaciones representativas del 21% del sector, para denunciar que existe "un vacío legal" relativo a las licencias VTC que permite que en la actualidad opere una por cada once taxis, en lugar de una por cada 30 como está legalmente establecido.
Sin embargo, Fedetaxi, que aglutina a más del 70% de los taxistas con licencia en España, se ha desmarcado de las movilizaciones al valorar positivamente las actuaciones públicas puestas en marcha tras la manifestación del pasado 30 de mayo en la que participó.
En la capital, varios colectivos procedentes de todo el país --País Vasco, Murcia, Comunidad Valenciana y Cataluña-- se han concentrado en Madrid para secundar las protestas. Las expectativas de Elite Taxi Madrid ascienden a los 12.000 participantes en la marcha.
El presidente de Elite Taxi Madrid, Sergio Vega, ha señalado, en declaraciones a Europa Press, que esta convocatoria responde al modo en el que las administraciones "se pasan la pelota y no hacen nada" y ha recordado que hace cinco años que comenzaron las manifestaciones de los taxistas y ya por entonces "se exigía lo mismo que hoy", lo que ha considerado "curioso".
Entre consignas y gritos como "Si esto no se arregla, guerra, guerra guerra", o "el taxi unido jamás será vencido", centenares de personas recorren el Paseo de la Castellana de Madrid tras haber partido de Cuzco a las 12.00 horas, dirección hacia Nuevos Ministerios, donde se encuentra el Ministerio de Fomento.
TENSIÓN ENTRE TAXISTAS Y VTC
Varios manifestantes y tres conductores de VTC han protagonizado en Madrid uno de los momentos más tensos de la marcha, al lanzar botellas, piedras y latas a algunos vehículos VTC, lo que ha provocado la rotura de las lunas de dos vehículos de Cabify en la capital. Además, huevos y latas arrojados por los manifestantes han inmovilizado a un vehículo que ocupaba el carril derecho de la vía.
Un dispositivo de unos 30 agentes de Policía Nacional han formado una barrera en la zona para impedir el paso de los manifestantes que se dirigían hacia Nuevos Ministerios para terminar su concentración frente al Ministerio de Fomento.
Minutos antes, la Policía Nacional decomisaba en torno a "300 o 400 euros en petardos" a la plataforma Caracol, que participa en las manifestaciones, según ha explicado uno de sus integrantes. "Nos han quitado los petardos porque vamos más rezagados en la marcha", ha señalado.
Mientras, en el resto de la marcha por el centro de Madrid se han continuado tirando petardos y encendiendo bengalas frente a un amplio dispositivo policial.
MEDIO MILLAR DE TAXIS COLAPSAN BARCELONA
En Barcelona, alrededor de 500 taxis han iniciado a las 10.30 horas una marcha lenta con el fin de colapsar los accesos a la terminal T1 del Aeropuerto de Barcelona-El Prat y a la zona de mercancías del Puerto de Barcelona, en el marco del paro de 24 horas que protagoniza el sector.
Los taxistas se han concentrado en la parrilla de espera de la T1 desde la que se han dirigido a la zona de llegadas de la terminal, donde han realizado una pitada con las bocinas de sus vehículos.
Desde la T1, la marcha se ha bifurcado en dos, un grupo de taxistas ha circulado lentamente entre el aeropuerto y la Plaza de España de Barcelona a través de la autovía C-31 y de la Gran Vía y un segundo grupo se ha acercado a las entradas de mercancías del Puerto de Barcelona con el fin de impedir el paso de camiones.
Alberto Álvarez, uno de los portavoces de la asociación Elite Taxi, ha manifestado que "la intención es paralizar la actividad económica y mostrar que los taxistas van en serio y hasta el final para defender su trabajo".
Está previsto que los taxistas circulen en marcha lenta hasta las 15 horas cuando se han citado a una nueva asamblea en la terminal T2 del Aeropuerto.