Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La última lucha del Pozo Aurelio

Cuatro mineros llevan diez días encerrados a más de 250 metros de profunidad en el Pozo Aurelio, de León. Dicen que no saldrán hasta que el Gobierno se les garantice que la empresa minera se va a cerrar de forma ordenada, evitando, en lo posible, los despidos inmediatos a los que se ven abocados.

En las entrañas del Pozo Aurelio se libra la batalla más triste de la lucha sindical minera española. 4 mineros llevan 10 días encerrados a más de 250 metros de profundidad. Y no saldrán de allí hasta que el Gobierno libere las ayudas al cierre de la mina. Unas ayudas aprobadas por la Comisión Europea que garantizarían sus puestos de trabajo al menos un par de años más.
El próximo 31 de julio termina el ERE temporal al que está sometida su empresa, la Hullera Vasco Leonesa. Si para entonces no se han liberado las ayudas al cierre, el futuro de los más de 200 mineros del Pozo Aurelio será negro como el carbón que ya casi nadie extrae de las minas españolas.