Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Ministerio se congratula por la renovación del acuerdo entre UE y Cabo Verde

Beneficia a 22 buques palangreros, 16 atuneros cerqueros congeladores y 7 atuneros cañeros
La Secretaría General de Pesca, del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, se ha congratulado de la rúbrica del protocolo de aplicación del acuerdo de pesca entre la Unión Europea y Cabo Verde, anunciado hoy por la Comisión Europea.
De esta forma, el actual protocolo, que expira el 31 de agosto, será renovado por cuatro años más, a contar desde el momento en que el Consejo de la UE apruebe el texto.
Sin embargo, el Gobierno lamenta que esta firma no impida que la actividad se vea temporalmente interrumpida a partir del 31 de agosto, y ha señalado que trabajará para que el proceso de tramitación legislativo sea lo más rápido posible, al objeto de no entorpecer la actividad pesquera de la flota palangrera española, principal beneficiaria de este acuerdo y que suele concentrar sus capturas en la ZEE de Cabo Verde en los meses de noviembre y diciembre.
En concreto, este acuerdo beneficiará a 22 buques palangreros gallegos, 16 atuneros cerqueros congeladores con puerto base en País Vasco y Galicia, y 7 barcos atuneros cañeros con puerto en el País Vasco.
Pese a los intentos iniciales de las autoridades caboverdianas de limitar la pesquería de tiburones, se ha conseguido eliminar cualquier establecimiento de un total autorizado de capturas, que no se justifica desde el punto de vista científico, como atestiguan los informes de la Convención Internacional para la Conservación del Atún Atlántico (Iccat).
Para llegar a este acuerdo, la Secretaría General de Pesca ha participado en las tres rondas de negociación, celebradas en Praia (Cabo Verde) y Bruselas, de cuya evolución ha mantenido informado en todo momento al sector afectado.