Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Monsanto gana un 37% menos en el tercer trimestre y asegura que las negociaciones con Bayer siguen abiertas

La compañía química estadounidense Monsanto, por la que Bayer ha realizado una oferta de 62.000 millones de dólares (55.764 millones de euros), ganó 717 millones de dólares (645 millones de euros) al término del tercer trimestre de su ejercicio fiscal, lo que supone un retroceso del 37% respecto al beneficio neto atribuido correspondiente al mismo periodo del año anterior.
La cifra de negocio del gigante de la agricultura alcanzó los 4.189 millones de dólares (3.768 millones de euros) de enero a marzo, un 8,5% menos que la facturación registrada en el tercer trimestre del ejercicio fiscal correspondiente a 2015, informó en un comunicado.
En los nueve primeros meses del ejercicio fiscal, el beneficio neto de este proveedor de semillas ha alcanzado los 1.518 millones de dólares (1.365 millones de euros), un 46% menos que la cifra correspondientes al mismo periodo del ejercicio 2015, mientras que los ingresos sumaron 10.940 millones de dólares (9.838 millones de euros), un 13,49% menos.
Así, el presidente y consejero delegado de la multinacional, Hugh Grant, reconoció que han experimentado un nivel "imprevisto" de dificultades que ha terminado por afectar a los resultados de la compañía en el presente ejercicio fiscal.
MONSANTO SIGUE ABIERTA A NEGOCIAR CON BAYER
Respecto a las negociaciones para la adquisición de la compañía por parte de Bayer, Grant ha indicado que a pesar de no haber ningún anuncio oficial, las negociaciones continúan abiertas.
"Junto a otros, durante las últimas semanas he estado negociando con la dirección de Bayer respecto a opciones estratégicas alternativas", desveló el consejero delegado, después de que su compañía haya rechazado de forma unánime la propuesta de adquisición por parte de Bayer.
A finales del pasado mes de mayo, el consejo de administración de Monsanto consideró que la oferta de la farmacéutica alemana era "incompleta e inadecuada", ya que infravaloraba "significativamente" la compañía.
Grant ha explicado que Monsanto permanece abierta y está comprometida para entablar un diálogo "constructivo" con el que conseguir opciones estratégicas que realcen el valor de Monsanto.
"Seguimos reconociendo que el valor potencial que este tipo de fusiones pueden aportar", afirmó, para añadir que de forma conjunta, ambas empresas podrían "acelerar la innovación e incrementar el número de opciones para los granjeros, así como mejorar la sostenibilidad de la agricultura a nivel global".