Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Monte dei Paschi se desploma un 21,5% en bolsa tras los resultados de los test de estrés

Las acciones de Banca Monte dei Paschi di Siena se han desplomado este lunes un 21,5% después de convertirse en la entidad de la eurozona con peores resultados de las 130 examinadas por el Banco Central Europeo (BCE).
Las acciones, que han estado suspendidas en algunos momentos de la sesión, han cerrado la jornada en los 0,785 euros, en contraste con el valor de un euro en el que cerraron el pasado viernes. Durante la sesión, han llegado a marcar un mínimo de 0,7735 euros, lo que equivale a un descenso del 22,65%.
Este fuerte descenso del valor del banco más antiguo del mundo, puesto que sus orígenes se remontan a 1472, se produce pese a que el regulador italiano Consob ha prohibido hasta el cierre de la sesión de mañana martes, 28 de octubre, las posiciones cortas sobre las acciones de la entidad.
Según el examen del BCE, la entidad toscana registró una ratio de capital en el escenario adverso a fecha de 31 de diciembre de 2016 del -0,1%, lo que equivale a un déficit de capital de 4.250 millones de euros, aunque a lo largo de 2014 ya ha captado 2.139 millones de euros.
El banco, que recientemente se ha embarcado en un proceso de reestructuración aprobado por la Comisión Europea, defendió en un comunicado este domingo que el resultado del ejercicio al que ha sido sometido se ha visto penalizado por la metodología utilizada.
En este sentido, informó de que el consejo de administración de la entidad ha comenzado una revisión de posibles medidas que se incluirán en su actual plan de capital, que serán remitidas para su aprobación a los supervisores dentro de los términos establecidos.
DESCENSO GENERALIZADO DE LA BANCA ITALIANA.
Nueve entidades italianas suspendieron el examen a la banca del BCE. Sin embargo, al tener en cuenta las medidas de capitalización adoptadas a lo largo de 2014, sólo mantenían algún déficit de capital Banca Popolare di Milano (-166 millones), Banca Popolare di Vicenza (-223 millones), Banca Carige (-814 millones) y Monte dei Paschi di Siena (-2.111 millones).
Las acciones de Banca Clarige han registrado el segundo mayor descenso de la bolsa de Milán, con una caída del 17,19%, hasta los 0,0771 euros. Por su parte, las acciones de la Banca Popolare de Milano se dejaron un 4,43%, situándose en los 0,615 euros, y los títulos.
El indicador FTSE MIB ha cerrado la sesión del lunes con un descenso del 2,4%, hasta los 19.028,67 puntos, arrastrado por la banca, ya que entre los mayores descensos de la jornada también se han situado otras entidades como Ubi Banca (-5,15%) o Banca Popolare Dell'Emilia Romagna.
El analista de Banca de Afi Óscar Ibáñez ha señalado que los resultados de la banca italiana corroboran la imposibilidad de que el sector financiero ayude a la recuperación económica de un país que cerrará probablemente 2014 con un descenso interanual de su PIB.
"Un problema que, junto a la losa del sistema griego, infunde incertidumbre sobre el crecimiento global de la eurozona", agrega Ibañez.