Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Montebalito sale de pérdidas al ganar 3,6 millones de euros hasta septiembre

La compañía se centra en el negocio patrimonial y aísla la actividad fotovoltaica ante la "incertidumbre" de la reforma energética
Montebalito obtuvo un beneficio neto de 3,62 millones de euros en los nueve primeros meses del año, frente a los 'números rojos' de 1,90 millones contabilizados en el mismo periodo de 2013, gracias a los menores gastos financieros y a la venta de activos, según informó la compañía inmobiliaria y de energías renovables.
La cifra de negocio de la empresa disminuyó no obstante un 20,6% entre los pasados meses de enero y septiembre, hasta situarse en 10,91 millones de euros, mientras que el resultado de explotación fue positivo en 5,04 millones.
Por áreas de negocio, la de renovables, centrada en instalaciones fotovoltaicas, facturó 3,8 millones, un 23,1% menos, como consecuencia de la nueva legislación del sector en España.
De su lado, la rama de promoción inmobiliaria generó 3,42 millones, un 56% menos, mientras que la gestión de patrimonio cuadruplicó sus ingresos y sumó 3,63 millones, por la venta de activos en Francia y la nueva estrategia de la empresa.
PONE A LA FOTOVOLTAICA EN LA RESERVA.
En este sentido, Montebalito informó de que ha aprobado una nueva estrategia de negocio para los próximos años por la que, "ante la incertidumbre generada por los cambios legislativos en el sector", la empresa deja "aislada para su desarrollo futuro" su actividad fotovoltaica.
Así, la compañía ha decidido "potenciar" su negocio inmobiliario, "aprovechando la mejora del sector en los últimos meses".
En esta línea, Montebalito ha aprobado en junta de accionistas un aumento de capital con aportación no dineraria de las acciones y participaciones de diversas sociedades con activos inmobiliarios en Chile, República Dominicana, Panamá, Brasil, Francia y Marruecos.
De esta forma, la compañía busca consolidarse en un área "en plena recuperación" como es el del patrimonio inmobiliario y que considera que presenta "grandes oportunidades de negocio en los próximos años".