Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Montoro recalca que Hacienda estudia caso por caso las pensiones de retornados para dar facilidades de pago

El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, ha subrayado este miércoles que la Agencia Tributaria estudia de forma "individual" cada uno de los expedientes de los pensionistas emigrantes retornados para, en base a las "circunstancias personales de cada uno", abordar las "diferentes posibilidades de pago".
En la sesión de control al Gobierno en el Congreso, Montoro ha respondido así a una pregunta del diputado socialista Antonio Hurtado, que se ha quejado de la reclamación que Hacienda hace ahora a estos emigrantes retornados por la tributación de sus pensiones mientras creó una "amnistía para grandes defraudadores".
"En España no se ha hecho ninguna ley para cubrir a defraudadores fiscales y la única amnistía fiscal que se hizo, ocultando la identidad de los que se acogieron, fue la del PSOE en 1991", ha comenzado diciendo Montoro, que ha admitido que hay un gran número de personas mayores que se pueden haber confundido por desconocimiento de la ley, "lo que no le exime en modo alguno de su cumplimiento".
Como hiciera este miércoles en el Senado, el responsable de Hacienda ha dicho que la "voluntad" de la Agencia Tributaria es "facilitar" el pago de la legislación tributaria a las personas que, "en su gran mayoría por desconocimiento", no lo han hecho.
Por su parte, Hurtado ha acusado a Montoro de cambiar la ley para regularizar la situación de "grandes defraudadores, entre otros, el señor Bárcenas" pero no para "acabar con el sufrimiento de cientos de miles emigrantes retornados acosados por el fisco".
Tras recordar que ha sido Agencia Tributaria la que ha informado a esos pensionistas que "no tenían que tributar en el IRPF", ha mostrado un gráfico en el que se recoge cómo los emigrantes retornados se enfrentan a intereses de demora, recargos o sanciones, lo que no se ha aplicado a los amnistiados.
El diputado socialista ha incidido en que mientras el capital de los amnistiados "no ha retornado a España, el de los retornados se sigue consumiendo" y ha señalado que estos pensionistas "no quieren ser amnistiados sino simplemente que no se les trate como defraudadores". "No se puede permitir que sean acosados con puño de acero y para los amnistiados, guante blanco y de seda", ha concluido.