Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Montoro sigue defendiendo la rebaja de impuestos a pesar de la desviación del déficit público

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha defendido este jueves la oportunidad de seguir bajando los impuestos como estímulo para la creación de crecimiento económico y empleo, a pesar de que el déficit público de 2015 se ha desviado prácticamente un punto (algo más de 10.000 millones de euros).
En la rueda de prensa para presentar el dato del cierre del déficit del pasado año, Montoro defendió que el Gobierno realizó en 2015 una política presupuestaria para estimular el crecimiento y el empleo, con una reducción del IRPF y del Impuesto de Sociedades de más de 7.000 millones de euros, dentro de los rangos previstos.
"Bajando impuestos agresivamente el Estado ha cumplido con su objetivo de déficit, porque se estimuló la economía con la rebaja impositiva", subrayó Montoro, tras recordar también que en 2015 se devolvió el 50% de la paga extra suprimida a los funcionarios en 2012.
En este sentido, explicó que a pesar de la rebaja de impuestos y de la devolución de la paga extra, el capítulo 1 del Presupuesto del Estado (el referido a gastos de personal) no se desvió el pasado año, mientras que en las comunidades "incumplidoras" se elevó entre un 3% y un 5%.
Por todo ello, aseguró que el PP sigue defendiendo en su política económica la bajada de impuestos, frente a lo que proponen otros partidos, y añadió que la "gran lección" que se puede sacar del año 2015 es que España necesita seguir bajando los impuestos "selectivamente" para fortalecer el crecimiento económico y la creación de empleo, a pesar de que el déficit cerró en el 5,16%, casi un punto por encima del objetivo (4,2%).