Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Montoro descarta una bajada general del IRPF y dice que la rebaja pactada con Cs es parte del programa del PP

Se aprobará elevar de 12.000 a 14.000 euros el mínimo exento del IRPF y una reducción "decreciente" para rentas inferiores a 18.000 euros
El ministro de Hacienda y Función Pública, Cristóbal Montoro, ha vuelto a descartar este viernes una bajada general del IRPF en 2018, si bien ha confirmado que la rebaja pactada con Ciudadanos supondrá elevar el mínimo exento del tributo de 12.000 a 14.000 euros y una reducción "decreciente" para las rentas de hasta 17.500 o 18.00 euros, algo que ha recordado que forma parte del programa político del PP.
En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, Montoro ha defendido que la rebaja fiscal del IRPF pactada con la formación 'naranja' es la "forma de estimular el crecimiento económico de manera progresiva para llevarlo adelante en 2018", a pesar de que a "algunas formaciones no les gusta".
Montoro ha detallado que la rebaja del IRPF pactada con Ciudadanos, que Albert Rivera cifró en unos 2.000 millones de euros, "no es una bajada de todo el impuesto", por lo que ha pedido no crear "expectativas", ya que se trata de una bajada del IRPF para las rentas inferiores que hoy no están exentes de ese tributo.
En concreto, ha explicado que a través del aumento de los umbrales y otros cambios en las retenciones del trabajo se aprobará elevar el mínimo exento pasa de 12.000 a 14.000 euros, de forma que los contribuyentes que cobren menos de esa cantidad no deberán declarar por este impuesto.
A su vez, se aprobará una reducción "decreciente" del IRPF para las rentas de hasta 17.500 o 18.000 euros, si bien la banda exacta está pendiente de concentrarse en la negociación.
DEDUCCIONES PARA DISCAPACITADOS Y DEPENDENCIA
El ministro ha indicado que se utilizarán las deducciones de la cuota para acometer la rebaja del IRPF, específicamente dirigidas a personas con discapacidad, ya que algunos grupos de contribuyentes "no están suficientemente atendidos", así como para mejorar la natalidad con deducciones de la cuota para madres trabajadores y atención a mayores. En este último grupo, se dará luz verde a deducciones para dependencia, dirigida a los contribuyentes que tienen a su cargo a personas mayores.
Según Montoro, las bonificaciones y deducciones de cuota hay que entenderlas como "impuestos negativos", y ha aclarado que con los cambios que se aprobarán en el IRPF para 2018 no habrá "ningún problema a efectos de que nadie vaya a perder bonficaciones". "Va a beneficiar a casi 20 millones de contribuyentes que están dentro del impuesto y esperemos que haya mucho más", ha añadido.
"Está bien negociar ahora, estamos en el tiempo de las negociaciones y el Gobierno está cumpliendo con esas negociaciones", ha recalcado Montoro, quien ha afirmado que el Ejecutivo trata de buscar acuerdos con "con todos los grupos" parlamentarios, sin embargo "hay unos que se prestan más que otros".
"Con unos tenemos un acuerdo de investidura, y en ese sentido son socios prioritarios", ha agregado el titular de Hacienda, quien ha destacado que la rebaja del IRPF es un programa "muy propio" del PP y que ya venía recogido en su programa.